Pandemia: los diez más ricos duplicaron su fortuna y 160 millones cayeron en la pobreza

0
15

 

  • En los últimos dos años la pandemia trajo consigo el incremento exponencial de las ganancias de unos pocos en contraste con el aumento de la pobreza y la miseria que sufren las mayorías.

Eliana Berton

En un mundo capitalista que no estaba preparado para transitar la pandemia se amplió la brecha de la desigualdad por el incremento de la fortuna de los ricos más ricos y el deterioro generalizado de las vidas del 99% restante de la humanidad.

Según proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se espera que durante este año el número de personas desempleadas en el mundo se sitúe en 205 millones. De confirmarse este panorama, se ubicaría muy por encima de los 187 millones de 2019 y sería el peor año desde 2013.

En los últimos dos años, la gran mayoría de la población mundial sufrió el deterioro del salario, la precarización laboral y el acelerado incremento de la inflación. Pero para otros pocos, estos tiempos convulsionados fueron río revuelto para incrementar sus ganancias: los diez hombres más ricos del planeta duplicaron su fortuna al pasar de u$s700.000 millones a u$s1.5 billones.

Según el informe “Las desigualdades matan”, publicado por Oxfam Internacional, el aumento de la riqueza de los multimillonarios se dio a un ritmo de u$s15.000 dólares por segundo o u$s1.300 millones al día. En lo que dura la mitad de una canción pueden acumular el dinero necesario para comprarse la casa que el 99% del mundo jamás podría soñar en tener.

El último ranking difundido por la revista Forbes coloca en primer lugar a Elon Musk, dueño de Tesla y Space X, con un patrimonio de u$s304.000 millones, seguido de Bernard Arnault, de LVMH, con unos u$s198.000 millones. El fundador de Amazon, Jeff Bezos ocupa el tercer lugar con una fortuna de u$s189.000 millones. Luego le sigue Bill Gates, de Microsoft (4º puesto, u$s137.000 millones); el magnate del software Larry Ellison (5º puesto, u$s122.000 millones); Larry Page, de Google (6º puesto, u$s121.000 millones); Mark Zuckerberg, de Facebook (7º puesto, u$s117.800 millones); Sergey Brin, de Google (8º puesto, u$s117.300 millones); el legendario inversor Warren Buffet (9º puesto, u$s114.000 millones) y Steve Ballmer, de Microsoft (10º puesto, u$s102.000 millones).

Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional, señaló que si los diez hombres perdieran el 99,99 % de su riqueza mañana “seguirían siendo más ricos que el 99 % de las personas del planeta». Además explicó que actualmente acumulan seis veces más riqueza que las 3.100 millones de personas que están en la mayor situación de pobreza, poniendo en perspectiva las exacerbadas desigualdades que reproduce este sistema.

Pobreza y desigualdad estructural

La pandemia no hizo más que sacar a flote y hacer más visibles las injusticias, desigualdades económicas, sociales, de género y la gran crisis climática que atraviesa la humanidad. Somos los mismos de siempre los que pagamos los platos rotos de la situación generada por la desidia capitalista, a la vez que son los mismos quienes se benefician de esa desigualdad y se llenan los bolsillos, e incluso pueden surcar los cielos en excursiones turísticas por el espacio.

Esto se ve reflejado en el documento divulgado por la organización internacional a raíz del inicio de la Agenda de Davos del Foro Económico Mundial. Sostiene que, en una estimación conservadora, al menos 5.6 millones de personas mueren por año debido a no poder acceder a servicios de salud, mientras que 2.1 millones perecen por culpa del hambre y 67 000 mujeres fallecen producto de una mutilación genital femenina o siendo asesinadas por su pareja o expareja. Además, cerca de 231.000 personas podrían morir en países pobres a causa de la crisis climática hacia el 2030.

“Las personas en mayor situación de pobreza del mundo y los grupos racializados están sobrerrepresentados en la cifra de muertes provocadas por el virus”, expone el informe y agrega que en determinados países “las personas en mayor situación de pobreza tienen casi cuatro veces más probabilidades de perder la vida por Covid-19 que las más ricas”.

Lo más grave en este contexto de pandemia es que, pudiendo salvar a toda la humanidad con el avance de la vacunación, los países más pobres tienen a una ínfima parte de su población vacunada y así se desarrollan las nuevas variantes del virus.

De acuerdo a Oxfam Internacional, apenas con las ganancias que Bezos acumuló desde que comenzó la pandemia se podría vacunar a toda la población mundial. “Estas tendencias resultan alarmantes. Al no vacunar al conjunto de la población mundial, los Gobiernos han favorecido las condiciones propicias para que surjan peligrosas mutaciones del virus de la COVID-19. Al mismo tiempo, han creado las condiciones necesarias para que aparezca una variante completamente nueva: la de la riqueza de los milmillonarios. Esta variante milmillonaria es sumamente peligrosa para nuestro planeta”.

Incluso organizaciones que están más que lejos del anticapitalismo, que a lo sumo adhieren al progresismo «bienpensante», se ven obligados a hacer público el problema. La pandemia puso al descubierto que el capitalismo está muy lejos de garantizar la sostenida y progresiva desaparición de los grandes problemas sociales.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí