Gaza: Israel rechaza propuesta de paz y lanza ofensiva genocida en Rafah

La propuesta de alto al fuego aceptada por Hamas ayer incluía el retorno de todos los rehenes a cambio de la retirada de la ocupación en Gaza. Demostrando que su único interés es el genocidio, Netanyahu rechaza el retorno de los rehenes y amplía la masacre a Rafah.

0
24

Según lo manifestaron en un comunicado oficial, los líderes Hamas aceptaron la propuesta egipcia, luego de varias jornadas de negociación en El Cairo. Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció en un mensaje grabado que las condiciones eran «inaceptables». Al mismo tiempo, el gabinete de guerra israelí ocupó hoy el paso de Rafah y comenzó a bombardear la ciudad del sur de la Franja.

Son horas decisivas. Aunque la presión interna y externa contra Israel va en ascenso (mientras se viven oleadas de tomas estudiantiles propalestina en las universidades de EE.UU.) Netanyahu y la derecha israelí redoblan la apuesta y pretenden avanzar sobre Rafah, donde se hacinan más de 1,2 millones de personas. Es una escalada brutal del genocidio perpetrado contra los palestinos.

Los rehenes no le importan al Estado de Israel: el genocidio y la limpieza étnica son el objetivo

En Israel, familiares de rehenes cautivos por Hamas también se manifiestan en contra de la estrategia del gobierno, y exigen a Netanyahu que llegue a un acuerdo para la liberación de sus familiares. Sin embargo, el gobierno -copado por la derecha nacionalista y ultraortodoxa, furiosamente antipalestina- usó todo este tiempo a los rehenes como excusa para avanzar en la ocupación de la Franja y dar un paso adelante en su plan genocida y de limpieza étnica.

«Hamas es quien está impidiendo la liberación de los secuestrados. Hacemos todo lo posible por liberar a los secuestrados» dijo Netanyahu, descaradamente. Su objetivo es no detenerse hasta lograr la destrucción total de Gaza, hacer la Franja inhabitable. Esa es su limpieza étnica: la población originaria palestina, con raíces milenarias, de cultura árabe y religión musulmana, no cuadran con un plan de Estado étnicamente «puro». La existencia de ese pueblo debe ser negada para que el colonialismo sionista haya triunfado definitivamente. Negada de palabra y negada de hecho.

Familiares de rehenes se manifiestan en Tel Aviv

Mientras tanto, crece la tensión interna en Israel por el obvio desprecio del gobierno por los rehenes. Los familiares de los rehenes se movilizan en Tel Aviv y cortan la autopista Ayalon amenazando con hacer «arder las calles» si Netanyahu y su gobierno no aceptan el acuerdo de paz. “Si pierden esta oportunidad, que probablemente sea la última que tendré yo de ver a Matan en casa, y el resto de las familias de poder ver a sus seres queridos en casa, lo haré. Sacaremos a todos los ciudadanos del país. Arderán las calles. Hay un límite.No puedes jugar con la vida de nuestros hijos, ¡tráelos a casa ahora!” dijo Einav Zangauker, madre del rehén Matan Zangauker.

El acuerdo aceptado por Hamas, propuesto originalmente por Egipto y Qatar, incluye 40 días de tregua para liberar a 33 de los 128 rehenes y otros 42 para la liberación de los restantes.

Pero el objetivo del gobierno es la limpieza étnica.

Rafah: Israel bloquea el último escape al genocidio

Desde la invasión de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a Gaza, hace ya siete meses, han muerto más de 36.000 personas, la mayoría mujeres y niños palestinos. El avance sobre Rafah, donde se refugian cientos de miles de desplazados de otras zonas de Gaza, significaría elevar drásticamente el nivel de la masacre.

La primera ofensiva sionista, en octubre, se había centrado en la ciudad de Gaza, al norte de la Franja. Entonces, como ahora, forzaron el desplazamiento masivo de la población hacia el sur. Creyendo en las palabras del gobierno sionista, miles y miles se fueron desplazando en lo que algunos llaman una «nueva Nakba«.

Así fue que en pocos meses la población de Rafah pasó de algo más de 280 mil personas a 1.400.000 según algunos cálculos. Si antes se decía que Gaza es la cárcel a cielo abierto más grande del planeta, hoy dicen que Rafah es el campo de refugiados más masivo del mundo.

Rafah

En la primera semana de la ocupación, el gobierno de Netanyahu hizo saber a los palestinos que debían escaparse por Rafah. Entonces, para evitar todo escape y ayuda humanitaria, la Fuerza Aérea Israelí bombardeó el cruce fronterizo de Rafah, que une la Franja de Gaza con Egipto, provocando que se anuncie su cierre y que varios camiones con ayuda humanitaria procedentes de Egipto dieran la vuelta.

Ahora, insta a un nuevo desplazamiento de la población ya desplazada. Luego de la destrucción del norte de la Franja, el desplazamiento y protección frente a los ataques militares de la población civil son directamente imposibles. Además, toda la ayuda humanitaria a Gaza llega desde el paso de Rafah. El día de hoy, 7 de mayo, comenzó con la la ocupación militar del paso, que limita al sur con Egipto. Esta acción implica lisa y llanamente imponer voluntariamente la hambruna, además del bombardeo. 

Cruce de Rafah

Hasta la ultra servil ONU, que reconoce la legitimidad de Israel y no la de Palestina, advirtió sobre las consecuencias de las acciones militares sobre Rafah. Guterres, su secretario general, dijo que «un asalto a Rafah sería un error estratégico, una calamidad política y una pesadilla humanitaria”. No, no hay ningún error, la «pesadilla humanitaria» es precisamente lo que el gobierno de Netanyahu busca conscientemente. Además, evitan así el paso de los palestinos a los que supuestamente se los iba a dejar ir a Egipto por necesidad de tratamiento médico.

Después de la ocupación del paso a Egipto comenzaron los bombardeos directos sobre las cabezas de casi un millón y medio de personas.

Crece el movimiento internacional contra el genocidio

Desde octubre se vienen sucediendo las movilizaciones masivas en todo el mundo contra el genocidio. Las protestas se multiplicaron masivamente entre la madrugada y las primeras horas del miércoles a lo largo del mundo árabe. Millones se congregaron en Cisjordania (el otro territorio palestino cercado por Israel), Líbano, Egipto, Marruecos, Yemen, Jordania, Bahrain y Túnez.

También en Europa y Estados Unidos, millones ocuparon las calles en movilizaciones históricas. 100 mil personas en Washington, más de 300 mil en Londres, y la cuenta sigue.

La Casa Blanca había defendido de manera casi incondicional el criminal accionar de Israel desde que decidió invadir Gaza en respuesta a la incursión de Hamas del pasado 7 de octubre. Pero la creciente indignación mundial con las brutales acciones de Israel, sumado a la impopularidad del apoyo de Biden a Netanyahu entre sus propios votantes en un año electoral, forzó a Washington a tener que ensayar un giro táctico en su política hacia el conflicto. Por primera vez en la historia, Estados Unidos no hizo uso de su poder de veto y el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en marzo una resolución que exigía un alto el fuego en Gaza luego de casi seis meses de invasión y genocidio de Israel en la Franja. Pero nada superó la simple declaración de intenciones.

Hoy, el emblema de la solidaridad internacional por Palestina son los acampes de estudiantes en las Universidades de Estados Unidos, que se han extendido a otros países, como Francia. Como sostuvo la declaración internacional del ¡Ya Basta! y la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie: «En estos momentos se vive en Estados Unidos el que podría ser el mayor movimiento de protesta estudiantil desde la guerra de Vietnam… ¡El rechazo al genocidio en Gaza, así como la movilización estudiantil de masas en Argentina, pueden ser un punto de quiebre en la situación internacional! La organización de los estudiantes de Estados Unidos y Argentina puede convertirse en un ejemplo de solidaridad y organización internacional anticapitalista y antiimperialista que enfrente a la extrema derecha. De la misma manera que lo fue el movimiento estudiantil contra la guerra de Vietnam, el movimiento por los derechos civiles de Estados Unidos y la ola de movilización obrero-estudiantil comenzada por el Mayo Francés.»

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí