Argentina: Contundente paro general, la clase trabajadora paraliza el país

Una nueva jornada de paro general paraliza de manera rotunda el país contra las políticas de ajuste del gobierno de Javier Milei.

0
18

El paro se hace sentir de manera categórica en la industria, transporte, educación, salud, logística, administración y servicios públicos, entre otros.

Es el segundo paro nacional convocado por la CGT desde que Javier Milei desembarcó en la Casa Rosada. La bronca de la clase trabajadora se hace sentir fuerte en una jornada cuya contundencia se refleja en calles y estaciones vacías.

La fuerte adhesión al paro se da a pesar del carácter pasivo y «dominguero» que la CGT le imprimió a la jornada. A la medida también se plegaron las dos CTA, por lo que engloba a prácticamente todos los gremios del país.

El único transporte que funciona son algunas líneas de colectivos de la empresa DOTA, pero por la contundencia del paro las unidades viajan prácticamente vacías.

La medida comenzó a ser efectiva ya desde anoche, incluso desde antes de la medianoche, cuando en muchas fábricas tenían que comenzar los turnos de las 21 o 22hs, y el paro se impuso de hecho.

Como es usual, el gobierno intentó minimizar el impacto de la huelga, con mensajes contradictorios. Mientras que la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, consideró que «no tiene contundencia» y que «es un paro de debilidad», el ministro de economía, Luis Caputo, hizo hincapié en «los millones de trabajadores que se verán afectados por el paro» y en las «pérdidas económicas millonarias» que generará la medida.

Hay que decirle al gobierno y sus trolls de redes sociales que se pongan de acuerdo: ¿El paro no tiene contundencia o genera «pérdidas» millonarias para el país? Mientras que lo primero es simplemente negación, lo segundo es una confesión de parte de que el verdadero motor del país es la clase obrera y no los empresarios, que por sí mismos no pueden producir nada.

Las supuestas «pérdidas» no son para el país sino para los empresarios, que si eso es lo que pierden sólo en un día en el que los trabajadores hacen paro, ¿cuánto es lo que ganan todo el resto del tiempo? ¿Y cuanto de todo eso es lo que el trabajador recibe como salario? Si nos ponemos a hacer cuentas, hay más motivos para hacer paro y no menos.

El gobierno porteño de Jorge Macri también intentó tomar medidas para mitigar el paro. El GCBA decidió suspender el cobro de estacionamiento y liberó los lugares para estacionar como si fuera un día feriado, con el objetivo de motivar el uso de los autos particulares en ausencia del transporte público. La medida surtió un pobrísimo efecto y las calles de la Ciudad se mantienen semivacías.

La medida se da en el marco en que el Senado discute la Ley Bases, luego de la obtención de la media sanción en diputados. Luego de esta contundente jornada, queda planteado la necesidad de darle continuidad a la lucha hasta derrotar la ley nefasta, lo que implica a la vez seguir presionando a la CGT para que abandone su política entreguista y negociadora y lleve adelante un plan de lucha real. Si el gobierno y los senadores insisten con la aprobación de esa ley de entrega y saqueo, hay que ya preparar un nuevo paro de 48 horas.

Paro General: por su continuidad para cuando se trate la Ley de Bases en el Senado para derrotar el plan de Milei

Manuela Castañeira – dirigente nacional del Nuevo MAS, declaró: “El paro del jueves debe ser masivo y contundente y, sobre todo, tener continuidad para el día en el que se trate la Ley de Bases en el Senado en rechazo a este proyecto de ley reaccionario que incluye una contrarreforma laboral que ataca a las y los trabajadores, vulnerando o eliminando muchos de sus derechos como el de a una indemnización por despido. Un proyecto que también conlleva una contrarreforma previsional que perjudica especialmente a las mujeres porque con la eliminación de la moratoria el 90% de las mujeres hoy no podrían jubilarse”.

Castañeira agregó: “La dirigencia cegetista, en acuerdo con la dirección kirchnerista, viene de negociar la contrarreforma laboral que no tiene nada de light, por la cual se negaron a movilizar y llamar a paro para rechazarla durante su tratamiento en Diputados. Es por eso que restringe la medida solo en contra del aberrante impuesto al salario en vez de contra la Ley de Bases y que limita su contundencia dándole un carácter pasivo, desaprovechándose una gran oportunidad de construir una jornada activa contra los ataques del gobierno. Nosotros rechazamos esta política entreguista y exigimos que el día que se trate la Ley de Bases en el Senado la CGT debe convocar a paro activo y movilización para que las miles y millones de personas que vienen rechazando el plan de guerra de Milei puedan hacerse presentes frente al Congreso, como ocurrió el 23/4 en la movilización en defensa de la educación que demostró que el lugar para frenar la ofensiva del gobierno es la calle”.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí