• Quieren legalizar la minería a cielo abierto en Crucitas para acumular enormes riquezas en pocas manos y que destruye naturaleza y clase trabajadora.
  • Una tercer alternativa es que se proteja la naturaleza mediante proyectos agroecológicos y eco-turísticos bajo control de su clase trabajadora y comunidades.

Sthefanny Zúñiga

El gobierno y los partidos extractivistas de la burguesía nacional se unieron para llevar adelante la agenda de la minería, alrededor del proyecto de la liberacionista María José Corrales. Este dejaría abierta la posibilidad de que la gran empresa transnacional canadiense Infinito Gold vengan a devastar el ambiente y la fuerza de trabajo de las personas que habitan la zona a través de esta actividad.

Recientemente el Semanario Universidad dio a conocer esta alianza a través de una serie de notas: “En los corrillos legislativos hubo una “convergencia”, como la llama Vega, para avanzar proyectos de interés de las fracciones opositoras del PUSC y PLN” (1) además, al Ejecutivo también le convenía mantener dicha alianza en aras de aprobar el préstamo con el Fondo Monetario Internacional (2).

Además de este proyecto de Liberación existe otro del PUSC, según Álvaro Sagot “ambos proyectos son de minería metálica a cielo abierto. Ambos proyectos nos devuelven a la misma situación que teníamos antes del 2011” (3) con lo cuál se estarían trayendo abajo una de las conquistas del movimiento ecologista.

Toda esta campaña para aprobar la minería a cielo abierto se da en torno a la situación de Crucitas, ya que en el lugar los “coligalleros” han extraído unas 2 toneladas de oro, de las 64 toneladas que existen en el lugar y que se valoran en $2.500 (4). Además todos los recibimientos de tierra y la extracción de materiales, así como los residuos están devastando estas tierras. Con lo cuál se evidencia el gran negocio que quieren montar los partidos empresariales a costa de la naturaleza.

Además, para hacer avanzar este discurso pro-minería han creado una falsa oposición entre minería legal e ilegal, pareciendo como las dos únicas opciones. Existe otra alternativa, una que viene por abajo: darle las tierras al pueblo trabajador y a las comunidades para sean ellas quienes construyan alternativas de producción y servicios en beneficio de las mayorías, promoviendo el eco-turismo, la agroecología, la sustentabilidad de la relación entre población y naturaleza, la justa distribución de la riqueza natural y económica, así como la protección de los bosques, las fuentes de agua, los ecosistemas y las especies de flora y fauna de la zona. No hay que cederle la tierra a las empresas explotadoras de la fuerza de trabajo y la naturaleza.

También es de repudiar la campaña xenofóbica impulsada por los medios de comunicación, el gobierno y la burguesía, quienes culpan a las personas nicaragüenses de robarse el oro de Crucitas, para legalizar la minería y que esa riqueza “se quede en Costa Rica”, cuando en realidad la inmensa mayoría se la llevaría la empresa canadiense. En realidad son los grandes empresarios quienes se aprovechan del abandono y la complicidad estatal para acumular enormes riquezas mientras explotan a la clase trabajadora y devastan el ambiente con el aval del gobierno.

Recientemente se desarticuló una organización que lucra con el oro de extraído clandestinamente de Crucitas y entre sus integrantes se encontraba un funcionario de Hacienda. Estas personas habrían sacado del país entre abril del año pasado y agosto de este año, unos 2.500 kilogramos de oro, generando una ganancia “cercana a los $60 millones que es la cuantificación que nosotros podemos hacer sobre la base de un dato objetivo” (5), lo que deja en evidencia la magnitud del negocio que estos partidos extractivistas quieren legalizar.

Desde la organización estudiantil ¡Ya Basta! nos oponemos a la minería clandestina, pero también a cielo abierto, porque devastan las tierras, explota a las personas y atentan contra la vida en el planeta. Este modelo empresarial asegura la explotación y la pobreza de la fuerza de trabajo, por lo que proponemos que las fincas de Crucitas sean protegidas y dadas a la clase trabajadora y a las comunidades de la región para que sean ellas quienes las trabajen y construyan alternativas agroecológicas y eco-turísticas bajo el control de su clase trabajadora y comunidades.


Notas:

1. Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/pac-sigue-modelo-minero-liberacionista-que-legaliza-extraccion-a-cielo-abierto/

2. Izquierda web. http://izquierdaweb.cr/nacional/asamblea-legislativa-aprueba-prestamo-del-fmi-no-a-los-buitres-imperialistas/

3. Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/el-proyecto-de-mineria-que-quiere-arreglar-el-pac-es-a-cielo-abierto/

4. Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/crucitas-alberga-alrededor-de-64-toneladas-de-oro-con-valor-cercano-a-2-500-millones/

5. Diario Extra. https://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/426822/banda-saca-35-mil-mills-en-oro-en-ltimo-a-o

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre