• Se deben tomar medidas para las y los trabajadores del arte ante la cancelación de eventos culturales.

Por Sthefanny Zúñiga

Una de las medidas que han tomado varios gobiernos alrededor del mundo es la suspensión de eventos masivos para evitar contagios por coronavirus medida, que ha resultado con éxito, sin embargo; también se deben tomar medidas para quienes dependen de este tipo de eventos, para quienes trabajan tras bambalinas pues con la cancelación de eventos culturales también se les deja sin ingresos.

Por ejemplo, en España se estiman pérdidas por unos 960 millones (3000 mil millones de euros), y según la Adepi (Asociación para el desarrollo de la propiedad intelectual) “La situación ha sido calificada de ‘ruinosa’ y ‘extremadamente grave’ por las principales asociaciones empresariales del sector, que constatan que ha sido inevitable no solo el cierre de teatros, museos, cines, bibliotecas, librerías o discotecas, sino el cese completo de toda actividad cultural presencial, desde los conciertos en bares o grandes recintos hasta las funciones escolares de música, teatro o magia[1] además de eso, la población trabajadora del área de cultura en España se encuentra altamente precarizada “el 64,7% de las empresas culturales no cuentan con trabajadores asalariados y la mayoría son autónomos o pequeñas empresas de menos de cinco empleados.[2] Y de momento el gobierno de Sánchez no ha tomado mayores medidas al respecto.

Por nuestra parte, en Costa Rica podríamos enfrentarnos a una situación similar, pues entre las medidas de prevención también se dan la cancelación de actividades culturales como el Festival Internacional de Cine, el Festival Internacional de las Artes o el Transitarte, además con la el cierre de bares y discotecas también lo hacen los chivos e intervenciones de artistas independientes. Y en la medida en que el pico de contagio no baje se irá dando mayor afectación en el sector.

A esta afectación habría que sumarle el recorte previo de 255 millones de colones al sector de cultura por parte de la Asamblea Legislativa, el cual afectando al Centro Nacional de Cine y las estrategias de producción regional lo cual termina afectando el bolsillo del sector trabajador. Por su parte el gobierno ha pasado olímpicamente de implementar medidas para el sector cultura, interesándose sobre todo en salvaguardar los bolsillos de los grandes empresarios.

Tal como lo indica Gladys Alzate para el medio Cultura CR “Esta semana ha sido realmente catastrófica para el sector escénico nacional. El anuncio de que se cierran los teatros, se suspenden las temporadas artísticas, se suspende el Festival de Cine, se suspende el Festival Nacional de las Artes, para muchos puede ser meramente anecdótico, pero para los artistas que vivimos de nuestro trabajo en esos teatros y festivales y de lo que sucede cada día al mundo del espectáculo, es realmente grave (…) El público probablemente no lo sabe, pro que se suspenda una temporada implica que los actores, directores, diseñadores, técnicos, acomodadores, etc., dejen de percibir remuneraciones por un tiempo indefinido. Cuando una temporada se cae, caemos en la nada laboral porque no podemos inventarnos de la nada una nueva alternativa”[3] Por su parte, y tal como se denuncia, el Ministerio de Cultura no ha implementado ninguna medida para proteger a las y los artistas.

Ante eso desde el Nuevo Partido Socialista proponemos el no pago de la deuda con el fin de redireccionar parte de sus recursos para subvencionar a las personas trabajadoras del sector cultura que se vean afectadas por esta crisis.


[1] EuropaPress. https://www.europapress.es/cultura/exposiciones-00131/noticia-sector-cultural-estima-960-millones-perdidas-directas-indirectas-mes-20200316151623.html

[2] Cibran Cierra. https://elpais.com/cultura/2020-03-15/el-coronavirus-a-escena.html

[3] CulturaCR. https://www.culturacr.net/catastrofe-en-sector-escenico-y-cultural-por-covid-19-ministerio-de-cultura-no-aparece/

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre