Quieren destruir el Caribe Sur, el capitalismo extractivista no tiene reparo

La Municipalidad de Talamanca pretende aprobar un nuevo Plan Regulador Costero que amenaza ecosistemas frágiles como los humedales y el bosque costero, así como la belleza paisajística del Caribe Sur, la cultura comunitaria ligada al turismo y otras actividades económicas locales, en beneficio de las ganancias privadas capitalistas.

0
284

En días recientes varias organizaciones ecologistas, como Covirenas y Bloque Verde, han dado a conocer que la Municipalidad de Talamanca pretende aprobar un nuevo Plan Regulador Costero que amenaza ecosistemas frágiles e importantísimos como los humedales y el bosque costero, así como la belleza paisajística del Caribe Sur, la cultura comunitaria ligada al turismo y otras actividades económicas locales, en beneficio de las ganancias privadas capitalistas.

Con este nuevo plan regulador amenazan con una deforestación masiva de 220 hectáreas de las zonas costeras para la construcción de hoteles, restaurantes y bares, pues se permitiría una ocupación de hasta el 70% del suelo en los primeros 200 metros de costa, y apenas un 30% para áreas verdes. Esto afectaría negativamente especies emblemáticas de fauna como el perezoso y por supuesto a la característica flora del ecosistema local.

Este nuevo Plan Regulador no toma en cuenta el faltante de agua potable para las personas de la zona, problema que se agudizaría con el incremento de la afluencia de turistas, tal y como ha pasado en muchas localidades guanacastecas, donde les quitan el agua a las comunidades para llevarla a hoteles y canchas de golf.

Tampoco contempla un adecuado manejo de los desechos sólidos que en la actualidad es un gran problema, pues la municipalidad no da abasto en la recolección de desechos durante la temporada alta de turismo y las prácticas de reciclaje ni siquiera son aprovechadas. Menos se plantean una solución para el pésimo manejo actual de los desechos líquidos.

En un mundo con una emergencia climática y ambiental como la actual, es un absurdo total seguir por el camino del extractivismo, la destrucción y la deforestación. El capitalismo no ofrece ningún futuro alentador para la humanidad, pues el único interés que les mueve es aumentar sus egoístas ganancias, a costa de explotar y expoliar la naturaleza y la clase trabajadora. Desde abajo debemos oponerles otro plan: hay que tomar medidas anticapitalistas que afecten las grandes ganancias privadas para beneficio de las comunidades costeras, de las personas trabajadoras y del ambiente natural.

Desde la juventud anticapitalista de ¡Ya Basta! y el Nuevo Partido Socialista saludamos y nos sumamos a la lucha contra la aprobación del nuevo Plan Regulador Costero y hacemos un llamado a todas las organizaciones ecologistas a iniciar una gran campaña de información, protestas y movilizaciones para detener los planes de los capitalistas destructores de la vida y el planeta.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí