Justicia para Kimberly Araya

¡Basta de femicidios y violencia patriarcal!

0
14

Ante el femicidio de Kimberly Araya, desde Las Rojas y el ¡Ya Basta! Nos sumamos a alzar la voz contra la violencia patriarcal en aumento.

Nos solidarizamos con sus familiares y amistades y exigimos justicia pronta y efectiva. Lamentablemente la violencia patriarcal en Costa Rica va en aumento, amenazando con más brutalidad a la vida y libertad de mujeres, niñes y personas diversas.

Durante el año 2023 se registraron 72 muertes violentas de mujeres, de las cuales solo 18 fueron catalogadas como femicidios.

El femicidio de Kimberly conmueve al país y pone en alerta al movimiento feminista, el cuarto femicidio en la ultima semana. Este fin de semana habrá acciones de lucha en Heredia y San José, nos parece importante que el movimiento feminista retome las calles por Ni Una Menos.

Las políticas de ajuste y ataques a derechos fundamentales como la salud, la educación y el trabajo, sumado a los discursos abiertamente misóginos de Rodrigo Chaves vienen a profundizar un escenario de más desigualdad y violencia para las mujeres.

En el último año se registran más de 50.000 denuncias por violencia de género, pero muchos de esos casos nunca llegan, ni a juicio, ni a acciones de protección a las víctimas. Más bien el abandono evidencia la negligencia y complicidad del Poder Judicial.

Denunciamos la responsabilidad del la Justicia Patriarcal y el Gobierno que mientras fomentan discursos de odio, garantizan la impunidad de los femicidas, abusadores y violentos.

Repudiamos a los medios de comunicación que revictimizan a Kimberly. Como era de esperar tenemos que escuchar nuevamente los discursos que buscan justificar al femicida cuestionando a la víctima o reproduciendo titulares sensacionalistas que promueven la idea de que existe justificación para arrebatarle la vida a una mujer.

Este nuevo femicidio pone sobre la mesa discusiones muy rofundas.

Sobre todo el rol del Estado que sigue sin implementar medidas para combatir y prevenir la violencia patriarcal.

Pero también deja en evidencia lo normalizada que esta la violencia machista y como las instituciones la reproducen estructuralmente.

Por todo esto hacemos un llamado al movimiento feminista a darle continuidad a la organización y lucha callejera para que el femicidio de Kimberly no quede en impunidad. Pero sobre todo para visibilizar la necesidad urgente de que el Estado tome medidas preventivas para combatir y erradicar la violencia patriarcal.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí