El vergonzoso alineamiento de Milei con Israel y la complicidad con el genocidio en Gaza

Tras la respuesta de Irán a las agresiones de Israel, el gobierno de Javier Milei hizo nuevamente gala de una de sus actividades predilectas: arrastrarse de manera humillante ante los intereses de las grandes potencias.

0
13

En este caso, el gobierno argentino fue uno de los países que más fuertemente salieron a respaldar a Israel en todo el mundo. El gobierno está prácticamente en campaña ideológica para involucrar al país en una guerra que todavía ni siquiera comenzó. Entre lo ideológico y las posibilidad de ir a los hechos hay un abismo, claro está. El «Comité de Crisis» fue una reunión para la foto de gente que no es capaz de hacer absolutamente nada frente a una crisis. Salvo, tal vez, provocar una.

El ataque de Irán sucedió en represalia al asesinato, por parte de Israel, de dos altos miembros de la Guardia Revolucionaria iraní en la embajada de ese país en Siria. Fue un claro acto de guerra que desafía todas las convenciones internacionales. Pero ya es harto sabido que Israel tiene impunidad para hacer lo que quiera bajo la falsa excusa de la autodefensa, como demuestra el horror perpetrado en Gaza.

La respuesta iraní se da en un contexto internacional de creciente cuestionamiento al Estado sionista, luego de forzar una situación de crisis humanitaria en Gaza y un genocidio contra el pueblo palestino en la región. La propia Casa Blanca -aliada estratégica de Israel- debió salir a «marcarle la cancha» a Netanyahu, mientras las Fuerzas de Defensa de Israel se preparaban para entrar a la ciudad palestina de Rafah, lo que de ocurrir significaría una escalada mayor en la masacre y la crisis humanitaria. Ya son más de 33.000 los palestinos asesinados por Israel.

En este marco y tras el anunciado ataque de Irán, Milei suspendió su gira por Estados Unidos y Dinamarca, y regresó rápidamente al país para conformar un «comité de crisis», junto a sus funcionarios de Defensa, Seguridad e Inteligencia… y el Embajador de Israel. Es decir que un representante del gobierno israelí participa y tiene poder de decisión en el gabinete del gobierno argentino. Es una voluntad de colonia y sumisión pocas veces vista.

El comunicado emitido de urgencia por el gobierno argentino no es menos vergonzoso. Para justificar su total y absoluto alineamiento con Israel ofrece razones tan reaccionarias como delirantes. El texto menciona una y otra vez que defender a Israel es defender «los valores occidentales» y al «mundo libre», en una retórica que apesta al Departamento de Estado.

¿Cuáles serían los «valores de occidente» que habría que defender junto a Israel? El asesinato masivo de hombres, mujeres y niños en Gaza, el plan de limpieza étnica, la hambruna, la destrucción de hospitales y escuelas, la persecución y hostigamiento de ciudadanos árabes en Israel y en los barrios orientales de Jerusalén, la ocupación ilegal y la violencia sionista de los colonos en Cisjordania, el desalojo y la destrucción de hogares de familias palestinas enteras. Y podríamos seguir. Esos son los «valores occidentales» que representa Israel y que Milei quiere defender.

Lamentablemente el «mundo libre» no llegó para los palestinos, que viven en un verdadero régimen de apartheid, que tienen que presentar permisos y visados para moverse dentro de su propio país, en el que hunden sus raíces en milenios. Y a esta política genocida y criminal Milei y los pro sionistas la defienden en nombre de «la única democracia en Medio Oriente». Un país que comete genocidio no tiene nada de democrático.

Sus aliados y socios de la OTAN, empezando por EE.UU. defienden «valores» de la misma calaña. No hace faltar ahondar en una historia harto conocida: los yanquis y sus aliados (Francia, Reino Unido) ocupando, destruyendo y masacrando todo a su paso en Irak y Afganistán, detrás de la falsa e hipócrita bandera de la «lucha contra el terrorismo». Esta basura es a la que Milei se arrodilla, en nombre de todo el país y del Estado argentino.

El otro argumento, igual de delirante pero aun más peligroso es que Argentina ya está bajo ataque o está en miras de estarlo, usando como excusa los atentados sufridos a la Embajada de Israel y a la AMIA en nuestro país.

Se trata de una amalgama malintencionada, una apuesta por generar confusión y mezclar todo con mentiras, para justificar su apoyo al genocidio perpetrado en Gaza y su sumisión al imperialismo yanqui.

No sólo porque no está probado que haya sido Irán quienes estuvieron detrás de esos ataques en nuestro país, sino porque es totalmente falso decir que el país era de antemano un objetivo para grupos terroristas en la actualidad. En todo caso es la vergonzosa política 100% pro Israel y pro yanqui de Milei la que podría dar lugar a ese escenario. Pero incluso esto es una especulación, y es una irresponsabilidad malintencionada afirmarlo como lo hace el gobierno, con el objetivo de infligir miedo en la población para justificar un alineamiento internacional colonial.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí