Argentina: Histórica y masiva Marcha Universitaria en defensa de la educación pública

Las Universidades se ponen de pie con el movimiento estudiantil a la cabeza en la multitudinaria marcha universitaria. Se gesta un estudiantazo en defensa de la educación pública.

0
28

El martes 23/4 Manuela Castañeira y el Nuevo MAS participarán de la Marcha Federal Educativa desde Congreso a Plaza de Mayo contra el plan de guerra de Milei y en defensa de las universidades públicas.

Manuela Castañeira, dirigente nacional del Nuevo MAS, graduada de Sociología en la UBA y trabajadora nodocente en la UNSaM, declaró: “Este 23 salimos a las calles contra el plan de guerra de Milei contra las universidades. El gobierno no solo está aplicando un recorte económico brutal, que impide el funcionamiento pleno de las universidades afectando derechos educativos y laborales de estudiantes, docentes y no docentes. Sino que está llevando adelante una cruzada reaccionaria contra la Universidad Pública Argentina, la ciencia, el conocimiento y la investigación».

El ¡Ya Basta! en la previa de la marcha en la Facultad de Filosofía y Letras

«Desde las declaraciones aberrantes de Benegas Lynch, hasta la campaña cotidiana del propio presidente en la que destila prejuicios contra los pilares de la educación superior pública como la pluralidad de pensamiento y de cátedra, la calidad educativa, la gratuidad y la autonomía, entre otros elementos. Por esto, es que una inmensa mayoría social junto con la comunidad universitaria se movilizará mañana hacia la Plaza de Mayo. Su batalla ideológica contra la universidad pública, laica y gratuita es parte de su política de introducir las ideas bolsonaristas a la Argentina”.

El Nuevo CEAA de la UNA se prepara para la movilización

La referente de la izquierda agregó: “No queremos ni cierre ni que se administre el ajuste atentando contra la calidad educativa y nos preparamos para una jornada histórica este 23 en Plaza de Mayo en la que se esperan centenas de miles de personas”.

Por su parte, Federico Winokur – dirigente de la agrupación nacional estudiantil ¡Ya Basta! , declaró: “En las facultades hay una gran preocupación por nuestras cursadas, por nuestra formación y por nuestro futuro. Es por eso que el 23 miles y miles de estudiantes universitarios, junto a trabajadores docentes y nodocentes y amplios sectores de la sociedad vamos a salir a las calles a defender la universidad y la educación pública.

El ¡Ya Basta! de la Universidad Nacional de Córdoba en la movilización

Se está gestando desde las bases un estudiantazo contra el plan de guerra de Milei. Y para que nuestra respuesta sea más contundente, desde la noche del lunes 22 estaremos realizando vigilias en las Facultades de Filosofía y Letras, de Psicología, de Sociales, de Exactas y de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA; así como también en Audiovisuales de la Universidad Nacional de las Artes y en muchas facultades más de todo el país. Les estudiantes se ponen de pie porque valoramos y defendemos la educación y queremos copar la Plaza de Mayo.”

Las mentiras del gobierno sobre el ajuste a la universidad y la amenaza de represión

Las señales de nerviosismo del gobierno fueron en aumento conforme se acercaba el día de la marcha universitaria. Por eso, en los últimos días hemos visto varios manotazos de ahogado para intentar aplacar la movilización: desde querer instalar un supuesto aumento presupuestario que no es tal a amenazar con activar el protocolo «antipiquetes», así como redoblar su ataque a las universidades públicas en general, en particular embanderándose en la ridícula bandera de la lucha contra el «adoctrinamiento».

Cuando se confirmó la movilización por parte del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional), el gobierno intentó desarticularla desde el primer minuto, sin éxito. Los signos de nerviosismo no hicieron más que aumentar con el paso de los días, a medida que la marcha iba siendo tomada por el propio movimiento estudiantil que fue realizando acciones en la previa, en numerosas facultades a lo largo y ancho del país, como asambleas, abrazos simbólicos y movilizaciones.

El intento más fuerte del gobierno por intentar aplacar la movilización fue el anuncio de un supuesto aumento del 140% en el presupuesto universitario, consensuado con el CIN. Pero la mentira duró muy poco. Casi de manera automática, el CIN salió a aclarar que no habían sido consultados del aumento, por lo que el supuesto «consenso» era mentira. Además, el aumento presupuestario otorgado por el gobierno (muy por debajo del 211% de inflación acumulada en 2023, lo que en términos reales significa un ajuste de más del 70%).

Pero, además, el «aumento» es en realidad mucho menor a esa cifra. Ya que la trampa del gobierno está en anunciar un aumento sólo para los «gastos de funcionamiento» (es decir lo más elemental: los servicios, la infraestructura mínima), pero no incluye el ítem proporcionalmente más importante: los salarios de los trabajadores docentes y no docentes. Además, tampoco incluye los gastos en investigación, extensión y becas. En resumen, el aumento es una lisa y llana cortina de humo para intentar confundir a algún despistado sobre la marcha del 23. El ajuste a la universidad es y sigue siendo una brutalidad, cuando ya algunas facultades están teniendo problemas con el pago de la luz o el gas.

El más desesperado intento por intentar aplacar la marcha se dio después de caída la mentira del «aumento de presupuesto» que recién describimos. Jugando a una especie de «policía bueno, policía malo», el paso siguiente fue lisa y llanamente amenazar con represión. El gobierno salió a decir que piensa aplicar el «protocolo antipiquetes», aunque el gobierno de la Ciudad prefirió «no confirmar» que estén preparando un operativo especial para la marcha.

La Universidad Nacional de Luján se prepara para la movilización

Se trata tanto de una amenaza como de un delirio. Literalmente no hay operativo policial que pueda evitar la marcha universitaria.

Todas estas maniobras y amenazas no dejaron de estar acompañadas de una misma y continua línea discursiva, que baja directamente del presidente: violentos y virulentos ataques contra la educación pública en general y la universidad en particular.

A la ya gastada cantinela sobre el «adoctrinamiento», Milei le sumó ataques directos con nombre y apellido, en particular contra la UBA. En su cuenta de X compartió un meme en el que se representa a un edificio de la UBA en llamas.

El Nuevo CEAA de la UNA se prepara para la movilización

Por lo demás, que Milei y los libertarios crean que hay «adoctrinamiento» o persecución política sólo revelan que nunca pisaron una universidad pública, bastión por excelencia de la discusión política, la militancia y el ejercicio de los derechos democráticos en nuestra sociedad.

Pocos sino ningún lugar contiene tanta participación y debate político como las universidades, que son literalmente las «escuelas de militancia» para prácticamente todos los sectores políticos, desde la izquierda hasta el radicalismo y el peronismo.

La idea de que son una especie de «bunkers marxistas» donde sólo se enseñan ideas de izquierda no puede estar más lejos de la realidad. De hecho, es totalmente lo opuesto en muchos casos. Ni hablar de las autoridades universitarias, rectores y decanos, que son todos férreos enemigos del crecimiento de la izquierda en el movimiento estudiantil universitario, y han apoyado o sido parte de los sucesivos gobiernos, sean peronistas o radicales.

Las mentiras, amenazas y maniobras del gobierno poco o ningún efecto tuvieron en esta jornada de movilización histórica en la Argentina. Un primer episodio de lucha de masas contra el plan de guerra declarado por Milei.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí