A lo Trump y Bolsonaro, Milei coquetea con la idea de fraude

Milei retoma los métodos de sus referentes Donald Trump y Jair Bolsonaro, ambos ultraderechistas que perdieron por escaso margen y que aprovecharon ese hecho para salir a agitar fraude electoral.

0
19

Cuando faltan menos de 72 hs. para el inicio de los comicios, Javier Milei y La Libertad Avanza apuran las denuncias y operaciones que intentan instalar dudas sobre la transparencia del proceso electoral, en la previa de un escenario que prevé un desenlace muy ajustado.

Milei retoma los métodos de sus referentes Donald Trump y Jair Bolsonaro, ambos ultraderechistas que perdieron por escaso margen y que aprovecharon ese hecho para salir a agitar fraude electoral. En ninguno de los casos se pudieron aportar pruebas que corroboren dichas acusaciones.

En el caso de Milei, se trata de una serie de «pequeñas» maniobras y jugadas que van preparando el terreno para una campaña que agite fraude en caso de que obtengan un resultado adverso. Desde denuncias extemporáneas sobre fraude en la primera vuelta hasta maniobras con las boletas que deben llegar junto a cada urna, la alianza Macri-Milei parece estar dispuesta a dar todavía un paso más en su cuestionamiento a los derechos democráticos.

Hoy se conoció que el pasado miércoles el apoderado de LLA presentó una «denuncia» frente a la Cámara Nacional Electoral en la que se afirma haber sufrido fraude electoral en la primera vuelta, a pesar de que pasaron ya tres semanas desde aquellos comicios.

Las pruebas y los argumentos en los que se apoya la denuncia son hilarantes. En primer lugar, sostiene que la información obtenida para realizar dicha presentación judicial se basa en «publicaciones en redes sociales» y en «testimonios de personas que prefirieron no dar a conocer su identidad».

Las «pruebas» directamente no son tales: se nos presenta un modus operandi absolutamente inverosímil en el que se acusa a la Gendarmería (fuerza responsable de custodiar las urnas) nada menos que de abrir las urnas y modificar su contenido (¡tanto la cantidad de boletas como el acta de escrutinio!) en el transcurso entre que la urna sale de la escuela y llega al correo para su guardado hasta el escrutinio definitivo.

Además de los rasgos evidentemente conspiranoicos de la denuncia (el involucramiento de toda una fuerza federal como la gendarmería en un operativo de fraude a gran escala que implicaría cientos sino miles de cómplices) se trataría de una maniobra demasiado burda y fácil de desbaratar.

Que la denuncia de «fraude» tenga tan poco esmero en parecer creíble -empezando por el hecho de haber sido realizada casi un mes después- tiene que ver con que su objetivo no es que se abra una investigación real de los hechos (imposible frente a un texto de tal «calibre») sino simplemente de sumar otro granito de arena a la construcción de un clima de dudas y cuestionamientos hacia el proceso electoral de cara a la segunda vuelta de este domingo.

Repetimos: el objetivo es preparar el terreno frente a lo que parece ser una decisión de que, en caso de perder por escaso margen, Milei y LLA salgan a agitar abiertamente fraude.

¿Cómo se explica que la acusación esté apuntada especialmente contra gendarmería? Aquí es interesante notar que quien realiza la denuncia solicita que se convoque nada menos que a las FF.AA. (a las que se califica de fuerzas «honorables») para el custodio de las urnas, en vez de gendarmería. Es decir que, de paso, se busca aprovechar la confusión montada adrede para intentar involucrar a los militares en la cuestión, utilizando a gendarmería como mero chivo expiatorio. Por supuesto que la gendarmería, como fuerza represiva, no es como tal ninguna garantía de «democracia». Pero su cuestionamiento por Milei sólo tiene un sentido: el de darle más aire a los militares en su intento de volverlos a poner como un actor político de importancia en el país.

El boletas-gate

La otra maniobra que busca enrarecer el clima electoral tiene que ver con el escándalo de las boletas: la justicia electoral salió a intimar a LLA por el hecho de que enviaron muchas menos boletas que las recomendadas para que lleguen dentro de cada urna (se recomiendan unas 350 y en muchos casos sólo mandaron 100). Frente a la ausencia de respuesta por parte de la alianza ultraderechista, esta mañana una nueva directiva de la justicia indica que en caso de faltantes de boletas la responsabilidad será exclusivamente de La Libertad Avanza.

La excusa oficial que ponen Milei y los «libertarios» es que no mandan las boletas para que no se las roben, ya que según denuncian se estaría preparando un operativo de robo masivo de papeletas electorales. La reposición de boletas quedaría así 100% en manos de sus fiscales.

La excusa, aquí también, no tiene pies ni cabeza. La ley electoral les da dinero a los partidos para que impriman el equivalente a dos o hasta tres padrones electorales enteros de boletas. Si LLA mandaría las 350 por urna, aun tendrían literalmente millones de boletas en su poder para reponer incluso si el denunciado operativo de robo de boletas fuera cierto. A menos que se hayan quedado con el dinero para las boletas, algo de lo que serían incapaces nuestros paladines de la austeridad fiscal y baja del gasto.

De nuevo, la maniobra con las boletas no tiene otro fin más que «embarrar la cancha», preparar el terreno para lo que eventualmente podría ser una opción que baraje Milei-Macri en caso de una derrota el domingo: decir «nosotros ya lo veníamos advirtiendo» y denunciar fraude.

Por ahora, estas maniobras y operaciones no pasan de jugarretas sucias en la previa a la elección. Milei todavía no dio el paso de salir a denunciar abiertamente fraude, como sí lo hicieron Trump y Bolsonaro. Recordemos que estos dos expresidentes ultraderechistas no sólo denunciaron: intentaron imponer por la fuerza el desconocimiento de los resultados a través de la movilización de sus bases, como ocurrió en el asalto al capitolio el 6 de enero de 2021 y el asalto a la explanada de los ministerios en Brasilia, respectivamente.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí