Palestina: cuando el genocidio se convierte en espectáculo

El capitalismo te proyecta como espectáculo un genocidio, es un sistema que te niega tu humanidad misma e impone relaciones brutales de explotación e individualismo en todo el mundo.

0
52

Los Estados cuando inician una limpieza étnica o genocidio buscan ocultarlo, “hacer que no pasa nada” (el nazismo en Europa, por ejemplo, intentó borrar los campos de concentración cuando empezaron a perder la guerra y antes de eso los vendían como simples campos de trabajo).

Sin embargo, en estos días acudimos a un hecho inaudito: el Estado israelí hace propaganda en torno al genocidio del pueblo palestino. Desde sus redes sociales oficiales circulan videos de calidad cinematográfica sobre las matanzas que lleva adelante, o bien anuncia con suma algarabía los bombardeos; horas antes de redactar este artículo se ufanaban de tirar 6.000 bombas sobre Gaza.

De igual manera “ni se sonrojan” ante las constantes denuncias de crímenes de guerra cometidos por el Estado sionista (uso de fósforo blanco, bombardear hospitales, escuelas, rutas de evacuación, países vecinos o cualquier cosa que se les ponga en frente). En síntesis, en este principio de siglo estamos viendo en vivo y en directo como avanza un genocidio, pura barbarie.

En esta avanzada Israel lleva más de 2.000 asesinatos (poco más de 614 niñes) los cuales siguen aumentando. 200 de ellos fueron producto de un solo ataque a una de las rutas de evacuación de civiles, que impuso el mismo ejército. iUn matadero a cielo abierto! En estos días están forzando la movilización de 1.1 millones de personas al sur de Gaza, además, en las próximas horas van a dejar al enclave sin acceso a internet, van a imponer el silencio previo a una masacre casi segura.

Israel complementa la propaganda con la creación de fake news, por ejemplo, la mujer alemana asesinada, que luego resultó estar viva en un hospital de Gaza; o el de los 40 bebés “decapitados” inventado por una periodista de la CNN -desmentido por el mismo Ejército israelí en un primer momento para luego ”retractarse” y crear imágenes con IA para intentar demostrar que existió tal evento.

De igual manera, en algunos sectores ha logrado posicionar a la población palestina como “terroristas” con lo cual busca deshumanizarles, hacerles parecer los bárbaros que están “contra la civilización”. Usar ese término es igualar a la población palestina a los atentados en Europa o el 11S, no es una comparación inocente.

Aún cuando el punto central de los hechos es Gaza la política anti-palestina de Israel avanza en los otros territorios ocupados como Cisjordania o Hebrón, en el primero hay reportes de nuevos avances de colonos armados asesinando a personas palestinas a plena luz del día.

Sumado a esto, la “comunidad internacional”, con particular ímpetu la europea y la gringa, se colocan del lado del Estado sionista: Francia e Inglaterra prohibieron las manifestaciones y el uso de la bandera palestina, respectivamente, so excusa de la “lucha contra el terrorismo”. Al momento de escribir esta nota la Comisión Europea reitera su apoyo al plazo de 24 horas dado por Israel para la movilización de la población palestina en Gaza.

Empero, aún cuando la barbarie es mucha, también hay respuesta por izquierda. En estos días alrededor del mundo se han dado manifestaciones (algunas multitudinarias) en defensa de la causa palestina. En Europa, a pesar de la criminalización y la represión salieron en Reino Unido o Francia. Hoy mismo en Estados Unidos se dio una movilización masiva, del unas 10 mil personas. Ni hablar de las movilizaciones en Medio Oriente (Qatar, Jordania, Yemen, etc).

En Israel mismo circulan distintas protestas contra el genocidio en Palestina: “La victoria se ve como 0 personas en Gaza” y “Genocidio en Gaza”, se lee en dos mantas colgadas de un puente peatonal en Tel Aviv. Las movilizaciones -donde se ven banderas de Palestina- también son duramente reprimidas, y según el medio “Torah Judaism” los cuerpos armados israelíes están secuestrando a judíos que protestan contra el genocidio.

Esto último, sirve para desmentir uno de los principales bulos: que criticar a Israel es ser antisemita, pero no, criticar al sionismo es criticar una ideología más parecida al fascismo que otra cosa. Aún con esto, para detener el exterminio del pueblo palestino son necesarias movilizaciones masivas en todo el mundo, es necesario parar el sistema capitalista barbárico.

El capitalismo te proyecta como espectáculo un genocidio, es un sistema que te niega tu humanidad misma e impone relaciones brutales de explotación e individualismo en todo el mundo; frente a esto la solidaridad está en las manifestaciones, en las calles junto a la clase trabajadora, la juventud y las mujeres.

Frente a la barbarie, todas las movilizaciones en solidaridad con Palestina -al menos vistas desde fuera- son conmovedoras, ver la solidaridad entre los sectores de abajo por una causa internacional. Apoyar al pueblo Palestino y repudiar al sionismo israelí es un mínimo de humanismo marxista y anticapitalista colocarse del lado del oprimido.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí