Argentina: Denuncian amedrentamiento represivo hacia comunidad mapuche

0
4

 

  • El pasado 16 de diciembre, las fuerzas federales coparon la zona de Villa Mascardi en Río Negro en un “cinematográfico operativo” (tal como titulara la prensa burguesa) con detonaciones y disparos que sembró  terror y confusión a la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu que lucha por la recuperación territorial desde noviembre de 2017.

Laura y Maria

Con alrededor de 100 uniformados, 20 móviles de la Policía Federal, bomberos, camionetas trafic, camiones hidrantes, 2 de las tanquetas de seguridad usadas para la cumbre del G8, agentes de Gendarmería Nacional, un blindado contrainsurgencia y hasta inhibidores de señal para hacer una “inspección ocular” sobre el estado del hotel abandonado en el territorio lindero a la comunidad. Hotel que está en estado de deterioro hace años, mucho tiempo antes que la comunidad decidiera recuperar territorio en la zona.

Un despliegue impresionante de fuerzas dependientes del Ministerio de Seguridad que encabeza Sabina Frederic para dar cumplimiento al procedimiento ordenado por el juez Zapata del Poder Judicial. Desde la comunidad mapuche difundieron fotos y videos que muestran a efectivos policiales disparando a integrantes de la comunidad y las heridas provocadas por los perdigones y cartuchos arrojados por las fuerzas federales. El despliegue terminó con el incendio de otro edificio en el territorio que fue inicialmente sofocado por los mismos integrantes de la comunidad que dieron aviso a bomberos.

La violencia de los procedimientos es clara y podría haber sido evitada si realmente se buscaba realizar una inspección ocular ¡hasta los medios nacionales expresaban lo cinematográfico y desproporcionado del despliegue!

Hay que destacar que en los hechos existe una coherencia en el accionar represivo histórico de las fuerzas, que comenzó con el asesinato de Rafael Nahuel por un comando del grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina,  hecho que continua impune y por el que seguimos exigiendo justicia.

Mientras se amedrenta a las familias en lucha, se sigue instalando a la comunidad como un enemigo violento, hecho que se refuerza con una constante campaña mediática al servicio de los poderes que persiguen intereses inmobiliarios y extractivistas.  Medios que difunden información errónea y parcializada  que busca criminalizar al pueblo mapuche y estigmatizarlo.

Las comunidades no son tomadoras de tierras ni usurpadoras. La Lof Lafken Winkul Mapu pertenece a un pueblo milenario que busca recuperar una mínima porción de su territorio ancestral con derecho legítimo a la autodeterminación.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí