Cada 32 horas se presenta una denuncia de acoso sexual callejero

La legislación concibe la violencia patriarcal como meros hechos individuales y no como parte de los elementos estructurales que la fomentan.

0
13

El OIJ dio a conocer que durante el año pasado se presentaron 269 denuncias por acoso sexual callejero, es decir, una cada 32 horas. Este es el primer año completo en que se encuentra en vigencia la Ley contra el Acoso Sexual Callejero que entró a regir en agosto del 2020.

Desde su aplicación y hasta mayo pasado se han presentado 440 denuncias: 76 en el 2020, 269 en el 2021 y 95 este año. Del total 33 fueron por persecución, 141 por masturbación o exhibición y 37 por grabar o tomar fotos. Además, en el 99% de los casos la víctima fue una mujer y el autor un hombre.

Esta legislación, a pesar de sus límites, fue una conquista del movimiento de mujeres. Este tipo de actos pasó de ser categorizado como una mera contravención a un delito. Sin embargo, la estrecha concepción de la violencia patriarcal como meros hechos individuales no percibe la necesidad de acciones globales para detener el acoso ni señala los elementos estructurales que lo fomentan.

Es así como, detrás de cada uno de esos actos reprochables hay una sociedad y una cultura patriarcal que es sostenida por el Estado. Los ataques conservadores al Inamu en procura de su cierre, la impunidad de agresores y femicidas, la prohibición del aborto y el desempleo y la pobreza que afectan mayoritariamente a las mujeres son parte de esas acciones que perpetúan la violencia machista.

Datos del Poder Judicial señalan que la impunidad reina en los procesos judiciales relacionados con denuncias de violencia contra mujeres y menores de edad. En el último año han ingresado 20 mil de estas denuncias y solo 1.400 casos llegaron a juicio. El sistema judicial se encarga de que los procesos sean lentos, largos, tediosos y revictimizantes.

No se puede abordar el acoso y la violencia hacia las mujeres sin considerar la violencia estructural forjada por el Estado. En ese sentido, es indesligable la lucha contra el patriarcado de la lucha contra el capitalismo.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí