• El cardenal Angelo Becciu, hasta 2020 alta autoridad católica, enfrentará el primer juicio laico a un sacerdote en el propio Vaticano por malversación de fondos por 200 millones de dólares.

Rafael Ramirez

El Vaticano una vez mas envuelto en un escándalo. Esta vez, para variar, no es pedofilia sino corrupción y desvió de fondos. A Becciu se lo acusa de desviar fondos para comprar inmuebles en Inglaterra y guardarlos en fondo de inversión de Malta.

El proceso, que se desarrolla en una sala especialmente preparada dentro de los Museos Vaticanos, es el primero de la historia en el que un purpurado será juzgado por un delito penal ante un Tribunal de jueces laicos en la Santa Sede.

Becciu fue apartado del Vaticano el año pasado cuando salió a la luz la investigación.  De nuevo la duda es más que lícita: Se desvían decenas de millones de euros de las cuentas de caridad del Vaticano por el tercero del Papa pero éste no sabe nada…

«Siempre he sido obediente al Papa, él me ha confiado muchas misiones en mi vida, quería que viniera a juicio y yo vengo al juicio. Estoy tranquilo, tengo la conciencia tranquila, tengo la confianza de que los jueces podrán ver bien los hechos y mi gran esperanza es la certeza de que reconozcan mi inocencia» aseguró Becciu echándole mas leña al fuego de nuestras dudas.

Junto a Becciu serán juzgadas otras 9 personas: Operadores bursátiles, contadores y testaferros que eran parte de una estafa organizada y sistematizada de malversación de fondos destinados a la ayuda humanitaria a personas en extrema situación de pobreza a lo largo del mundo.

Francisco que fue elegido para recuperar fieles de una maltrecha Iglesia Católica que no logra evitar los escándalos de una institución reaccionaria desde sus inicios y podrida desde sus cimientos.

Debe ser por eso que, refiriéndose a la necesidad de liberar las patentes de las vacunas, hace poco más que un mes y medio, dijo que la propiedad privada no es un derecho prioritario cuando está en juego la vida de las personas. Los empresarios multinacionales se rieron en su momento de sus dichos por el oro del Vaticano y se ríen mas ahora con las estafas de las donaciones.

“Dadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” dijo Jesús según quienes escribieron La Biblia. Mientras el Papa habla de los pobres, estos se deben preguntar: ¿y qué es nuestro?

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre