Los incendios forestales asfixian a Canadá y Estados Unidos

El humo de los incendios en Canadá llegó a Nueva York. El aire se ha vuelto dañino para la salud y el humo no se dispersa.

0
66

El humo de los incendios en Canadá llegó a los Estados de Pensilvania, New York, Delaware, New Jersey, Maryland, entre otros. El aire se ha vuelto dañino para la salud dada la magnitud de los incendios y el particular patrón climático que ha embolsado el humo, evitando que se disperse.

Una ola inmensa de 430 incendios forestales que arrasan Canadá ha descendido sobre partes del noreste de EE.UU. y el Atlántico medio. El humo se observa como una neblina naranja y los pronósticos sugieren que puede tardar varios días en despejarse.

Sólo en Estado Unidos hay 75 millones de personas afectadas. En varias ciudades, incluida Nueva York, las escuelas se encuentran cerradas. Los funcionarios han indicado que los niños, las personas mayores y aquellos con problemas cardíacos o pulmonares son los mas expuestos. De ahí que han sugerido que estos grupos permanezcan en sus hogares. Además, instan a todos a la población a permanecer dentro de sus hogares el máximo tiempo posible.

El índice de calidad del aire en la ciudad de Nueva York superó los 320, según AirNow.gov esto es el peor nivel, significa «peligroso». Otras ciudades, como Baltimore, Newark, Pittsburgh, Detroit, Cleveland, Cincinnati, Indianapolis y Washington DC tienen niveles «no saludables» o «no saludables para grupos sensibles». En los Estados mas afectados se han suspendido los eventos al aire libre. Se suspendió también el funcionamiento del aeropuerto de Filadelfia por baja visibilidad.

incendios en Canadá
El índice de calidad del aire se ve afectado por la presencia de partículas, en este caso provenientes del humo. La densidad que presentan es peligrosa para la salud. FUENTE: https://www.meteored.com.ar/

Una consecuencia devastadora del cambio climático

También se pronostica que el viento continuará empujando el humo hacia el sur. Esto significa que el mismo humo podría asfixiar a Delaware, Maryland, el norte de Virginia y la ciudad de Washington.

El fenómeno es sumamente devastador. El aire permanece muy cerca del suelo y así no se dispersa. Esto consecuencia de un patrón climático particular, resultante de los desproporcionadamente numerosos incendios en Canadá. En dicho país la situación es similar, pero agravada por padecer los incendios que provocan el humo. Incluso han habido órdenes de evacuación.

No se trata aquí de mala suerte o sucesos inevitables. Sino más bien de las consecuencias del cambio climático, fenómeno causado por la depredación y devastación capitalista del medio ambiente.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí