Ucrania recupera la estratégica ciudad de Jersón: un duro golpe a Rusia

La ciudad, ubicada a orillas del Mar Negro, había sido ocupada por las fuerzas rusas en marzo. Aunque Ucrania logra una victoria estratégica, la guerra no parece estar cerca de terminar.

0
11

Este fin de semana las fuerzas ucranianas lograron la recaptura de la importante ciudad de Jersón, en el sureste del país.

La ciudad estaba ocupada por Rusia desde marzo, siendo uno de los primeros triunfos importantes del Kremlin en la guerra, pocos días después de la invasión.

Sin embargo, tras el lanzamiento de la contraofensiva ucraniana en septiembre, las fuerzas rusas han sido obligadas a retirarse en numerosos puntos del país. La reconquista de Jerson por parte de Ucrania significa un duro golpe a la estrategia rusa, que puede llegar a ser decisivo para el futuro de la guerra.

Lugar de residencia de casi 300.000 personas antes de la guerra, Jersón tiene una importancia estratégica por ser salida al Mar Negro y contar con una importante estructura portuaria y astilleros. Además, se encuentra a sólo 100 km. de la frontera con la península de Crimea.

Para Rusia esto la convertía en un punto clave, ya que controlar la ciudad le permitía establecer un puente terrestre entre la península -anexionada por Rusia desde 2014- y el territorio continental ucraniano.

Desde que Kiev lanzó una contraofensiva a mediados de septiembre, la recaptura de Jerson constituye la victoria más importante de las fuerzas ucranianas. Es también probablemente el más importante desde el inicio de la guerra, al menos desde el triunfo de la defensa de Kiev.

Tanto es así que el propio Volodimir Zelensky se hizo presente de manera sorpresiva en la ciudad este sábado, para encabezar un acto donde se celebraba la reconquista de la ciudad.

El presidente ucraniano consideró que la victoria sobre Jerson puede significar «el principio del fin» de la guerra. Y agradeció a sus aliados occidentales de la OTAN por el apoyo armamentístico.

A pesar de que la retirada rusa de Jerson puede significar un punto de quiebre, todavía es prematuro aseverar que la guerra está cerca de su fin, cuando todavía Rusia controla parte importante del este del país. Las declaraciones de Zelensky tiene fundamentalmente fines de propaganda política, pero todavía no de realidad certera.

Lo que sí es cierto es que, además del retroceso militar, la derrota en Jersón constituye un duro golpe político para Vladimir Putin. La ciudad fue uno de los puntos en los que el Kremlin montó un simulacro de referéndum para anunciar la anexión a la Federación Rusa.

La reciente victoria ucraniana en Jersón demuestra lo que se entreveía: que las convocatorias a los referéndums de anexión fueron no sólo una puesta en escena, sino también una acción defensiva. Tras los primeros éxitos de la contraofensiva lanzada por Kiev, las fuerzas rusas abandonaron sus pretensiones ofensivas y buscaron resguardarse sobre lo ya conquistado. La victoria ucraniana en Jersón asestó un duro golpe a esta estrategia.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí