Mercado de Valores advierte que la economía depende de un “presidente amigable” con el mercado

0
9

 

Johan Madriz

A tan solo unos días de las elecciones el Mercado de Valores de Costa Rica (MVCR) lanzó una contundente advertencia: sea quien sea que gane las elecciones debe colocarse al servicio del gran empresariado.

Bajo la fachada de un “estudio” esta empresa privada de asesoría e intermediación bursátil previno que el futuro de la economía y de las finanzas publicas dependerá de que a Casa Presidencial llegue un “presidente amigable” con los mercados. Definen a este como “aquel que esté más inclinado a la libre apertura y a la atracción de inversión privada”.

El informe señala que una persona con esa posición lograría más confianza y optimismo en la población, con lo que se generaría un crecimiento de la inversión privada y dinamizaría la economía. Al contrario, en caso de un “escenario alternativo”, con una presidenta o un presidente con un enfoque más “restrictivo” se generaría un menor crecimiento debido a la volatilidad de las tasas de interés.

Lo absurdo es que actualmente no hay un gobierno “alternativo” (por el contrario, es absolutamente cipayo del empresariado) y esa confianza y crecimiento no se ven, bueno, no lo ven los sectores populares que cada día están mas precarizados y pobres. Ese crecimiento por el que aboga el MVCR es el que ya vemos, uno que esta conllevando una mayor explotación de las trabajadoras y los trabajadores (con mayores índices de desempleo e informalidad) para asegurarle mayores ganancias a los empresarios.

Estos cometarios dichos en plena campaña política y por un grupo empresarial de notable peso dentro de la burguesía nacional no es simplemente un estudio o una opinión, representa un ultimátum. Es una forma sutil de expresar que, o se continúa con el modelo económico neoliberal y asegurando los privilegios de las grandes empresas, o harán todo lo que esté al alcance de sus cuentas bancarias para ponerle el camino difícil.

Aunque claro, esta provocación cae en oídos sordos con respecto a los partidos políticos que tienen posibilidad de alcanzar la presidencia ya que no existe ni uno solo que este por fuera de esa tónica, todos están por continuar las medidas de ajuste contra los sectores populares. Únicamente el Frente Amplio matiza un poco su posición, pero al fin y al cabo termina reculando, tal como con el tema de las zonas francas o las grandes empresas hoteleras, solo por mencionar temas de reciente debate.

Esta es una demostración clarísima de la democracia costarricense, una democracia burguesa donde los ricos y poderosos son los que ponen las reglas y juegan todo por el todo para acallar las voces de abajo, de la izquierda.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí