Continúa el juicio político contra el luchador social Orlando Barrantes

El Estado costarricense ha perseguido a Orlando durante 22 años, intentando condenarlo por un delito que no cometió y por el cual no tienen pruebas.

0
38

 

El día de hoy (22-04-2022) se realizó la reunión para organizar la solidaridad con el militante de izquierda Orlando Barrantes, organizada por el Frente Ecologista Universitario, el Bloque de Vivienda y el Movimiento de Trabajadores y Campesinos.

A Orlando se le ha perseguido durante 22 años por parte del Poder Judicial del Estado costarricense, intentando condenarlo por un delito que no cometió y por el cual no tienen pruebas contundentes.

Durante diciembre del año 2000 grupos de campesinos de la zona Atlántica, trabajadores de las bananeras afectados por el nemagón, ferrocarrileros y traileros independientes convocaron a una huelga para exigir al gobierno de Miguel Ángel Rodriguez que cumpliera con los acuerdos firmados por estos sectores unos meses atrás, y que ese gobierno estaba ignorando.

La policía, durante esta huelga sin necesidad de reprimir la marcha pacífica, lanzó gases contra las personas manifestantes, que incluso cayeron dentro de una guardería infantil afectando la salud de muchos niños y niñas. Los manifestantes ante esto se fueron contra los antimotines quienes replegaron, pero 4 de esos policías se refugiaron debajo de un camión ganadero y ante el enojo descontrolado de los manifestantes fueron amarrados ahí mismo.

Orlando Barrantes es acusado por el Estado represor de secuestro extorsivo por este hecho, sin embargo, esta más que demostrado que Orlando no estaba en el sitio ni tampoco dio ninguna orden para ejecutar dicha acción contra las fuerzas represivas del Estado.

De 8 juicios realizados solamente en uno ha sido condenado, donde sin pruebas contundentes, se alteraron pruebas y se ocultaron testimonios que claramente apoyaban los argumentos del compañero luchador.

Orlando ha sufrido tortura por este caso, pues lo encarcelaron sin justicia, lo metieron en un calabozo oscuro, le limitaron el acceso a sus medicinas para la diabetes y la hipertensión por lo cual terminó en el hospital esposado, aún cuando las autoridades policiales conocían su condición de salud.

Esto en los hechos es un juicio político por parte del Estado, pues es clara la denuncia que afirma que Orlando es un dirigente contra el gobierno y en apoyo a los pobres. No les gusta que nos organicemos para exigir nuestros derechos ante las injusticias del sistema capitalista.

Esta persecución contra el dirigente de izquierda y campesino no es solamente contra él. Es un ejemplo de cómo el Estado utiliza el aparato judicial para perseguir y amedrentar a los movimientos sociales, de trabajadores y populares.

Lo que le han hecho a Orlando durante 22 años se lo pueden hacer a cualquier luchador social, incluso ahora con más agudeza, pues la policía está más militarizada y la legislación cada vez más represiva contra las manifestaciones sociales.

Desde el Nuevo Partido Socialista nos sumamos a la campaña por el desprocesamiento definitivo de Orlando Barrantes. Llamamos a todas las organizaciones sociales a sumarse a la solidaridad contra la criminalización hacia el compañero Orlando Barrantes, que se le deje en libertad y que se detenga la persecución política contra su persona.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí