Tren “Maya”: El mega-ecocidio capitalista de López Obrador

0
52
An aerial view taken on November 29, 2021 shows the construction site of the Mayan Train in Escarcega, Campeche State, Mexico. - The Mayan Train, which will connect cities in the Yucatan Peninsula and is one of the emblematic projects of Mexican President Andres Manuel Lopez Obrador, faces resistance from indigenous communities. (Photo by Pedro PARDO / AFP)

 

  • Actualmente la segunda extensión selvática más importante de Latinoamérica se encuentra en peligro a causa de este mega-proyecto.
  • Paralelamente a este desastre, los pueblos indígenas vuelven a ser víctimas de un Estado capitalista y racista que llega a robar y expropiar sus tierras para el beneficio de unos pocos grandes empresarios.

Sthefanny Zúñiga

El (mal) llamado Tren “Maya” impulsado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue vendido como una forma de traer progreso y empleos a la península de Yucatán. Consiste en una serie de vías férreas (de 1.500 km) que recorrerán la región y estarían conectando a Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Oaxaca; esto junto a la industrialización y urbanización de las 19 estaciones de tren distribuidas en el trayecto.

Defendiendo este proyecto AMLO dijo en el 2018 que el mismo no iba a suponer ningún daño ambiental, que no se talarían árboles. Sin embargo, la situación hoy ha demostrado que el presidente mintió e impulsa un proyecto que sólo favorece a los grandes capitales, mientras sacrifica a los sectores populares y la biodiversidad.

Actualmente la segunda extensión selvática más importante de Latinoamérica se encuentra en peligro a causa de este mega-proyecto, del mismo modo también se están viendo afectados los pueblos indígenas.

México: historias de desastres extractivistas.

Para entender lo que ocurre hoy, se hace necesario retroceder un poco en el tiempo y abordar distintos ataques contra la biodiversidad y su cuidado. Primero, en el 2013 el PAN y el PRI impulsaron una reforma constitucional que permite la privatización de las costas, beneficiando a grandes consorcios turísticos.

En Cancún hubo un desastre ambiental (2016) cuando se destruyeron 57 hectáreas de un manglar milenario para desarrollar un proyecto hotelero (1), todo esto bajo el amparo del gobierno y dirigido por el Fonatur (el Fondo Nacional de Fomento al Turismo), institución encargada de desarrollar “proyectos turísticos sustentables”, y que termina trabajando en beneficio de los empresarios turísticos.

En el 2017 con el gobierno de Peña Nieto se crearon las Zonas de Exclusión Económica (ZEE) las cuales son -en pocas palabras- una forma de privatizar grandes cantidades de territorio para el beneficio de industrias extractivistas. En este mismo año se abrió la puerta para la privatización de zonas de importancia arqueológica (algunas de ellas están en la península) (2).

Volviendo a la actualidad ¿Cómo se vincula lo anterior con el mega-proyecto de AMLO? En primer lugar, el Fonatur es una de las instituciones involucradas en el proyecto y de sus principales impulsores, alegando que atraerá mucho más turismo a las regiones. Así que, si por la víspera se saca el día, podemos hablar de un desastre ambiental para beneficiar a unos proyectos turísticos.

En cuanto a las ZEE, algunas de estas se encuentran en la Península de Yucatán, o cerca de ella y casualmente muchas de las “grandes estaciones” que se pretenden hacer se ubican cerca de las ZEE. Y con este mega-proyecto, también se pretende agilizar el transporte de mercancías: “Se estima que el 70% de los ingresos resulten del transporte de carga, en buena parte de combustibles (para dar servicio a los seis gasoductos del sureste del país) y productos de la pujante agroindustria de la región, como la soya o el cerdo.” (3)

El tren “Maya” entre el ecocidio y la barbarie colonial capitalista.

Todo este desarrollo amenaza con contaminar la mayor red de mantos y canales subterráneos del mundo “tanto el tren como la huella industrial en Yucatán se asentarán sobre el gran acuífero maya. Este anillo de cuevas y cenotes es consecuencia del cráter de Chicxulub, consecuencia, a su vez, del evento que marcó la muerte de los dinosaurios, lo que vuelve a este suelo muy frágil a la contaminación industrial.” (4)

Sólo en su tramo 5 (de Cancún a Tulum) ya se está deforestando gran parte de la selva en Quintana Roo, perdiendo alrededor de 20 mil árboles. Mientras, en otra de las fases por “lo menos 22 kilómetros serán deforestados en el tramo de la Selva Lacandona” (5) y según estudios de impacto ambiental para todo el proyecto se requiere deforestar unos 800 km de selva.

A esto hay que sumarle el desastre en la biodiversidad peninsular que implica este proyecto, pues “el 17% de mamíferos y el 50% de las aves de todo México se encuentran en la península, casi el 20% de anfibios y reptiles existentes son endémicos.” (6), se provocaría una devastación ecológica.

Paralelamente a este desastre, los pueblos indígenas vuelven a ser víctimas de un Estado capitalista y racista que llega a robar y expropiar sus tierras para el beneficio de unos pocos grandes empresarios. El cuál, además, hace un uso indiscriminado estás culturas para impulsar el mega-proyecto, por ejemplo, al llamarlo Tren “Maya” aún cuando esto no representa ningún beneficio para los pueblos indígenas y es, simplemente una apropiación del nombre.

Uno de los objetivos del gobierno mexicano es “llevar el desarrollo” a la península de Yucatán, pero este desarrollo turístico e industrial implicaría que los pueblos indígenas deban dejar su propio desarrollo por las exigencias del capitalismo.

Muchos de los pueblos indígenas se han plantado en resistencia contra el mega-proyecto “«No queremos convertirnos en otro Cancún, allí ya se acabaron todo el manglar. Aquí todavía nos queda selva alta», dice Geno, como le conocen los compañeros del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil.” (7), de momento está oposición se tradujo en recursos legales que han retrasado las construcciones.

Este proyecto también afecta a pequeñas familias dedicadas al campo, a quienes se les ha expropiado sus viviendas y tierras para las construcciones, muchas están esperando desde setiembre la compensación prometida por el gobierno, la cual, dicho sea de paso, es un robo, ya que el gobierno les obliga a vender los terrenos a 34 pesos por metro cuadrado.

El Estado también se aprovecha de los pueblos mayas -de quienes no son hispanohablantes- así fue como lograron saquear un pueblo en Kimbilá, Yucatán dónde en una asamblea, con la confusión lingüística entre el español y el maya, el gobierno se apropió de 14 hectáreas ¡Comprándolas a sólo 20 pesos el metro cuadrado! (8).

A todo esto, se debe apuntar que, cuando el gobierno mexicano debe proteger los intereses empresariales es capaz, incluso de derramar sangre. Las agresiones contra quienes defienden el ambiente (ya sean individuos o comunidades) no es algo inusual en el país.

Para ejemplificar lo anterior, según datos del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) en el 2020 se reportaron 65 agresiones -8 de ellas hacia activistas contra el Tren “Maya”- y 18 asesinatos. Para el 2021 se registraron 25 asesinatos y 108 agresiones -10 de ellas en Yucatán, vinculadas al proyecto del Tren (9).

Gobierno populista de Obrador: inversiones, corrupción y presión política sobre el tren ecocida

Este proyecto, como ya se señaló, no escapa de ser uno de los grandes contubernios entre el Estado y capital privado. De hecho, gran parte del financiamiento para el mismo proviene del sector empresarial (alrededor de un 90%).

También se debe hablar de la corrupción en las licitaciones para construcción, ya que casi la totalidad del trayecto ni siquiera salió a concurso (un 90% no fue licitado). Por ejemplo, la empresa ICA, sin concursar, recibió un pago de 25.800 millones de pesos (también estuvo vinculada a casos de corrupción con el intento de construir un aeropuerto en Ciudad de México), otro de los beneficiados fue el multimillonario Carlos Slim con el Grupo Carso (vinculado al escándalo de Odebetrecht).

Mientras tanto, el presupuesto estatal para el proyecto ha pasado de 36 mil millones de pesos en el 2021 a 62 mil millones para el presente año (10), prácticamente se duplico el presupuesto, tendencia que se espera mantener para el siguiente año.

Todo este descontento también le abre al mandatario mexicano un flanco de ataques por la derecha, principalmente del PAN y el PRI, dos partidos políticos tradicionales mexicanos -y como ya repasamos arriba, también tienen todo que ver con el desastre- que han criticado a Obrador por la tala de árboles y por contradecirse sobre la afectación, aunque, al menos el PRI también salió a decir que el partido no rechaza la construcción del tren.

Al gobierno de AMLO se le puede calificar como social liberal, un político que subió al poder en sintonía con otros gobiernos progresistas de la región que lo antecedieron (como Lula) que impulsa algunas reformas y el asistencialismo pero, hoy en día queda patente que le da continuismo a las políticas capitalistas y neoliberales a las cuales dijo combatir. Es necesario que la sociedad mexicana se organice y luche contra este proyecto que amenaza el medio ambiente, y con ella la vida en el planeta.


Notas:

1 Aristegui Noticias. https://aristeguinoticias.com/1901/mexico/ecocidio-de-fonatur-en-cancun-destruyen-57-hectareas-de-manglar-milenario-greenpeace/

2 Revolución.org. https://www.revolucion.org.es/despojo-semiesclavitud-y-ecocidio-oculto-en-el-tren-maya/

3 El País. https://elpais.com/mexico/sociedad/2020-12-17/la-lucha-indigena-que-busca-ponerle-freno-al-tren-maya.html?outputType=amp

4 Gato Pardo. https://gatopardo.com/opinion/valeria-souza-el-ecocidio-que-dejara-a-su-paso-el-tren-maya/

5 Revolución.org. https://www.revolucion.org.es/despojo-semiesclavitud-y-ecocidio-oculto-en-el-tren-maya/

6 ídem.

7 El País. https://elpais.com/mexico/sociedad/2020-12-17/la-lucha-indigena-que-busca-ponerle-freno-al-tren-maya.html?outputType=amp

8 Latinus. https://youtu.be/oPeHyA2oaqg

9 EFE. https://www.efeverde.com/noticias/mongabay-latam-en-efeverde-mexico-58-defensores-de-ambiente-y-territorio-fueron-asesinados-en-los-ultimos-tres-anos/

10 Excelsior. https://www.excelsior.com.mx/nacional/paquete-economico-2022-privilegiaria-programas-sociales-tren-maya-tren-del-istmo/1470576?amp

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí