La Iglesia Católica francesa cometió más de 300 mil abusos en 70 años

0
7

 

  • Elaborado por una comisión independiente, el informe de más de 2.500 páginas que detalla el entramado de abusos e impunidad en el seno de la Iglesia Católica en Francia. Los casos reportados datan desde la década de 1950 hasta la actualidad.

Redacción

Este martes se conoció un histórico informe elaborado por una comisión investigadora independiente que registró casos de abusos sexuales por miembros de la Iglesia Católica en Francia. Dicho informe revela la espeluznante cifra de alrededor de 330.000 abusos sexuales desde el año 1950.

Más de dos tercios de las víctimas son niños, el 80% de ellos varones. La mayoría de los agresores -en total unos 3.000- son sacerdotes, aunque un porcentaje corresponde a otros empleados que trabajaban para la Iglesia. Lo que muestra el estremecedor dato de una muy elevada cifra de víctimas por cada abusador.

La comisión independiente CIASE elaboró un informe de más de 2.500 páginas que detalla el entramado de abusos e impunidad en el seno de la Iglesia Católica en Francia. Los casos reportados datan desde la década de 1950 hasta la actualidad.

El documento es el resultado de dos años y medio de trabajo de investigación independiente, recopilando tanto testimonios directos como documentación eclesiástica, policial, judicial y periodística. Además, al inicio de la investigación se abrió una línea telefónica para víctimas o familiares y conocidos de víctimas. Se recibieron más de 6.500 llamadas.

Según Jean-Marc Sauvé, quien presidió la Comisión CIASE que elaboró el informe, más de 20 casos aun son susceptibles de llevar a la justicia, y otros 40 agresores siguen vivos, aunque los casos serían demasiado antiguos para poder ser enjuiciados al día de hoy.

Como era de esperar, el informe generó un alto impacto a nivel internacional por sus terribles dimensiones. Varios dirigentes de la Iglesia intentan ahora limpiar su imagen luego de estas revelaciones demoledoras. El Episcopado Francés pidió perdón públicamente a las víctimas y dijo estar «afligido».

El propio Papa Francisco también debió hacer declaraciones al respecto frente a la dimensión de los crímenes cometidos por miembros de la Iglesia que conduce actualmente. En una comunicación oficial, dijo sentir «vergüenza» por los hechos de abusos y habló de la «incapacidad de la Iglesia» para actuar frente a estos casos.

Como siempre, los lamentos y los perdones de la Iglesia llegan tarde, cuando el daño ya está hecho. El informe demuestra lo que es sabido: los abusos vienen desde hace décadas, la Iglesia siempre tuvo conocimiento de ellos pero constantemente eligió encubrir y proteger a los responsables. Las palabras solo son palabras, aunque vengan de un Papa.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí