Kabul: Inédita protesta de mujeres contra el régimen Talibán

0
16

 

  • Un pequeño y valiente grupo de mujeres afganas se manifestaron en las calles de Kabul exigiendo que se le reconozcan todos sus derechos.

Redacción

Este martes, un pequeño grupo de mujeres afganas se manifestaron en las calles de Kabul exigiendo que se le reconozcan todos sus derechos. Lo hacen apenas 48 horas después de que los Talibanes se hicieron con el control del país.

Con el recuerdo del terrible régimen de 1996-2001, la protesta constituye un hecho inédito para la sociedad afgana en el marco del poder Talibán. A pesar de ser un grupo reducido de mujeres movilizadas, las imágenes recorrieron el mundo y se viralizaron en las redes sociales.

Con carteles que exigían «no queremos ser eliminadas de la sociedad», se las puede ver exigiendo sus derechos justo adelante de un combatiente Talibán armado. Un gesto de valentía propio de las y los de abajo.

Además, muchas reporteras mujeres -extranjeras y afganas- continuaron trabajando en la calle. A nivel mediático, esta mañana sucedió un hecho sin precedentes: Beheshta Arghand, una periodista del canal afgano TOLO News entrevistó en el estudio de TV a un líder Talibán. Algo impensado en la época anterior de dominación del grupo islamista.

La contracara de este hecho sucedió con una reportera de la cadena norteamericana CNN presente en Kabul. El día anterior a la llegada al poder de los Talibanes aparecía en cámara con su vestimenta occidental. Al día siguiente, vestía el velo islámico.

El régimen Talibán iniciado en 1996 prohibía a las mujeres trabajar, debían dedicarse exclusivamente al trabajo doméstico. Además, tenían prohibidas la educación y salud públicas. No podían mostrarse en público sin el acompañamiento de un hombre y en muchos casos debían vestir un velo (burqa) que les cubría su cuerpo y rostro por completo.

Al respecto, algunos portavoces de los Talibanes han intentado dar algunas «señales» de que respetarán los derechos de las mujeres «según lo indica el Islam» e incluso que «formarán parte del gobierno».

Por supuesto, por ahora estos mensajes fueron enviados hacia medios occidentales, por lo que el tipo de régimen que intentarán instaurar los Talibanes aun está por verse. Sin embargo, no son pocos los especialistas que creen que una parte de la organización islamista buscará «aggiornarse» a los nuevos tiempos, no porque haya cambiado en algo su ideología ultrarreaccionaria, sino por razones pragmáticas: el nuevo gobierno seguramente necesitará tejer algún tipo de acuerdo político-comercial con el exterior para poder estabilizarse políticamente.

Al respecto, Unicef, por ejemplo, ha declarado un «optimismo cauto» a partir las declaraciones de algunos voceros del Talibán. Pero otra parte mayoritaria del movimiento sigue siendo extremadamente conservadora.

En todo caso, sin quitarle importancia a la presión internacional, será la propia fuerza de las mujeres y la presión que pueda ejercer desde abajo la propia sociedad afgana la que puede ponerle límites a la barbarie reaccionaria del Talibán. Hechos inéditos como estas manifestaciones pueden dar lugar a procesos más profundos que cuestionen el retroceso que significaría volver al régimen de terror anterior.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí