Por Johan Madriz

Hace una semana el presidente Lenin Moreno decretó el estado de excepción por 60 días suprimiendo la mayoría de las libertades, entre ellas de tránsito, reunión, prensa y protesta. Esto en respuesta a las gigantescas y combativas manifestaciones que tienen paralizado el país como forma de oposición a las medidas de ajuste impulsadas por el gobierno profesando los dictados del FMI. Así, se cumple con una rancia receta de recortes para asegurar el pago de la deuda pública y que ni un solo dólar de los capitalistas acreedores se quede sin pagar.

Este lunes miles de indígenas de diferentes partes del país se sumaron a las protestas en la capital enfrentando el estado de excepción. Estas columnas refuerzan las medidas de lucha y se colocan en la primera línea de combate contra la policía y el ejército que ha desplegado efectivos y tanquetas para asegurar los principales edificios gubernamentales.

 

https://twitter.com/MaferSuasnavas/status/1181673147784990720

Hoy martes un grupo de manifestantes logró romper el cerco que resguardaba las instalaciones de la Asamblea Nacional (Parlamento) tomándolo durante algunos minutos. El edificio se encontraba vacío ya que había sido evacuado tiempo antes. Tras algunos enfrentamientos las fuerzas de seguridad recuperaron el control del edificio. Las manifestaciones continúan en los alrededores y se comienzan a concentrar diferentes grupos de personas en preparación a la gran huelga general que esta convocada para mañana.

 

Desde los alrededores del Parlamento tenemos el reporte para izquierdawebcr de Miguel Añasinta:

“De fondo pueden escuchan detonaciones de la policía. Yo estoy en el centro de Quito, algunas cuadras al norte de la Asamblea Nacional, donde llegó la marcha indígena anunciada por la CONAIE (Confederación de Nacionales Indígenas del Ecuador) que básicamente tomó la Asamblea Nacional. Se han dado profundos episodios de represión por parte de la Policía Nacional. Actualmente esta zona parece zona de guerra.

“El pueblo se está organizando para luchar contra las medidas económicas impuestas por el gobierno de Lenin Moreno. Ha ido acrecentándose cada vez más [la lucha]. Se convocó un paro nacional por parte de los indígenas con fecha del 9 de octubre para en sus palabras “inundar Quito” con la presencia indígena y luchar contra este paquetazo del gobierno neoliberal de Lenin Moreno.

 

“En el área donde estoy hay alrededor de 7 mil personas. El ánimo entre la gente es básicamente de resistencia, existe repliegue y de nuevo se organiza y van delante de nuevo a enfrentar a los policías. Hay niveles de represión, de lo que yo recuerdo, nunca antes visto, en este país.

“El gobierno nacional ha anunciado medidas acorde con los convenios firmados con el FMI, entre ellos incluye una alza de los combustibles debido a la eliminación del subsidio que mantenían, esto inmediatamente encareció el costo de la vida y e inundó de ganas de luchar a la gente. Otras de las reformas se dan en cambios de las formas de relación laboral, pero estos cambios son impulsados directamente por el sector empresarial, entonces por ahí van los tiros del gobierno.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre