Repudiamos la violencia patriarcal estructural contra las niñas

Exigimos que el Estado ponga todos los recursos necesarios para que la bebé secuestrada días atrás aparezca con vida.

0
97

Desde ¡Ya Basta! y Las Rojas exigimos que el Estado ponga todos los recursos necesarios para que la bebé secuestrada días atrás aparezca con vida.

Según se dio a conocer mediante un vídeo, mientras una niña vendía lotería en la calle, le secuestraron a su hija. El secuestrador sería el progenitor de la bebé, un hombre que abusó de su hijastra cuando ella tenía 12 años. Cuando se estaban por realizar pruebas de ADN para comprobar la paternidad del hombre.

Ninguna niña debe ser madre, ninguna niña debe estar vendiendo lotería en la calle. La violencia contra ambas menores es responsabilidad del Estado, que normaliza la violencia patriarcal, perpetua la cultura de la violación y cada vez más condena a las mujeres a la pobreza.

Cabe resalta como esta situación se da en medio de continuos recortes a las distintas instituciones que terminan por afectar, justamente, a los sectores más vulnerables.  En los últimos años los recortes han afectado principalmente a la juventud y las mujeres, quitándole presupuesto al MEP, INAMU, PANI, etc.

Tampoco se puede dejar de señalar la justicia patriarcal que desestimó la causa contra el hombre, dejando a las mujeres en el círculo de violencia. Del mismo modo no se puede dejar de señalar el actuar de las otras instituciones como el PANI y el INAMU. Esta lamentable situación muestra la desidia del gobierno contra las mujeres y la niñez, también es una expresión de las afectaciones por los recortes, que dejan a las instituciones “inoperantes”.

El avance de los capitalistas contra las conquistas históricas de la clase trabajadora implica un aumento en la violencia contra las mujeres. Por el contrario se necesita mucha más inversión del Estado, en educación sexual laica, científica y feminista y en la atención de las denuncias de violencia.

Es necesario que se destine mucho más presupuesto para atender la violencia contra las mujeres y la niñez, que se fortalezcan instituciones como el PANI y el INAMU.

¡Niñas no madres!

¡Educación sexual laica, científica y feminista!

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí