Grupos antiderechos hostigarán hospitales durante cuarenta días en contra el aborto

0
6

 

  • Esta es una provocación hacia el movimiento feminista que está luchando por el aborto legal en el país y tan solo unos días de la marcha del 8 de marzo.

Johan Madriz

Desde este 2 de marzo y hasta el 10 de abril grupos antiderechos, principalmente ligados a la iglesia católica pero también de otras denominaciones, planean hostigar seis hospitales en cuatro provincias para oponerse al aborto. Los centros de salud afectados son el San Juan de Dios en San José, San Rafael en Alajuela, San Vicente de Paúl en Heredia, San Francisco de Asís en Grecia, Fernando Escalante Pradilla en Perez Zeledón y Enrique Baltodano Briceño en Liberia.

La acción forma parte de la campaña “40 días por la vida” y esta adscrita a una organización internacional con el mismo nombre que se estableció en Estados Unidos en 2004 para luchar contra el aborto. De hecho, la página en Facebook coloca como enlace de información la dirección web de la organización internacional y desde ahí se centralizan las inscripciones. Según la información de ese sitio realizan estas jornadas en 64 países y más de mil ciudades.

Así lo confirmó Elsa Naranjo, coordinadora de la campaña, a la Nación: “este es un movimiento mundial, que se inició en Estados Unidos en el 2004. En países donde el aborto es legal, la vigilia se hace frente a centros de aborto. Aquí la hemos hecho en parques, en una calle transitada, en una avenida”.

En el país estas acciones se realizan desde 2018, coincidiendo con la fundación de Aborto Legal Costa Rica y el auge que tuvo la lucha por este derecho en el movimiento de mujeres, impulsado por la Marea Verde argentina que luchó y lo logró conquistarlo posteriormente.

Pese a que las acciones se autodenominan pacificas (en términos de violencia física) lo cierto que contienen una gran carga de violencia psicológica y emocional al juzgar y condenar a las personas que deciden abortar o están a favor de ese derecho. En una de las publicaciones en Facebook citan un pasaje bíblico que directamente llama a la violencia: “pero al que escandalice a uno de estos pequeños, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino y le hundan en lo profundo del mar”.

Según Naranjo, en los años previos han evitado que tres mujeres abortaran, posiblemente con las mismas tácticas de intimidación religiosa e información falsa que utiliza la fundación católica estadounidense Heartbeat Internacional, que el año pasado se supo operaba en el país con “Centros de Ayuda a la Mujer” para engañar a las mujeres y evitar los abortos.

En el reportaje que destapó esta red, las reporteras señalaron que “les mostraron vídeos y panfletos con información falsa sobre el aborto, como que podría llevarlas al suicidio y podrían sufrir de síndrome post-aborto, una especie de impacto psicológico cuya existencia no esta probada. Dijeron que el uso de la pastilla de misoprostol puede llevar a un aborto ‘incompleto’ que puede generar una infección; que un aborto puede ocasionar cáncer de pecho, hemorragia incontrolable, la muerte y hasta una posible amputación de piernas”.

Esta es una provocación, disfrazada de jornada de oración y ayuno, hacia el movimiento feminista que esta luchando por el aborto legal en el país y tan solo unos días previo a la realización de la marcha del 8 de marzo que en el comunicado unitario tiene la exigencia del aborto legal, seguro y gratuito. Este 8M debe ser histórico para luchar contra el ajuste neoliberal y la violencia patriarcal. Hay que marchar contra la impunidad de los femicidas, abusadores y agresores, contra el ajuste del gobierno que recae sobre las mujeres y los sectores trabajadores y por el aborto legal.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí