Regla Fiscal: el verdugo de las instituciones públicas

0
16

 

  • Educación vuelve a ser la gran perdedora: recortes excluirán a muchos estudiantes de la educación. Instituciones públicas comienzan a evidenciar los peligros de la Regla Fiscal.

    Sthefanny Zúñiga

    Recientemente el Semanario Universidad sacó una serie de artículos abordando algunas de las consecuencias que tendrá la aplicación de la Regla Fiscal (contenida en el “Combo Fiscal”) sobre varias instituciones públicas -los mismos se dejarán al final de este artículo.

    Valga recordar que esta regla establece un tope en el crecimiento del gasto público para las instituciones, el cuál va creciendo y profundizándose con el incremento de la deuda pública, de este modo para el próximo año las instituciones tendrán un límite del 1.96% tomando como base el presupuesto del 2021, el cuál ya venía con fuertes recortes, principalmente en educación.

    La aplicación de esta medida va a recargar la crisis sobre los sectores trabajadores y populares, las mujeres y la juventud. Por ejemplo, uno de los sectores afectados es Acueductos y Alcantarillados ha planteado que:Estamos desarmados contra las situaciones de emergencia, ya prácticamente no se dispone de esa reserva.” (1) En un futuro no podrán trasladarse a las comunidades para atender los servicios de agua potable.

    Por su parte, tanto RECOPE, el CNP y JAPDEVA también verán afectadas sus operaciones como resultado de los recortes, lo cual resultará en un deterioro de sus servicios (justamente de tres instituciones que han estado en la mira para su privatización).

    Además, recientemente el INEC anunció que no podrá hacer el censo 2022 por la aplicación de la Regla Fiscal, a pesar de contar con la partida presupuestaria para hacerlo. Lo cual implicará un deterioro en la información sobre pobreza, inequidad social, acceso a vivienda y otras áreas, una forma de tratar de invisibilizar el evidente deterioro en la calidad de vida de las personas trabajadoras.

    La Costa Rica del bicentenario… ¿Sin educación pública?

    Con el panorama anterior cabe resaltar que uno de los sectores más afectados por los recortes de la administración Alvarado y la Asamblea Legislativa es, sin duda, la educación pública tanto en escuelas y colegios como en universidades.

    Y este año seguimos en lo mismo, en primer lugar se debe hablar del recorte al MEP el cual asciende a cerca de los 300 mil millones y que, según el mismo ministro de Hacienda “el recorte se hace bien pensado, no es una cuestión arbitraria” (2).

    O sea: no es una cuestión arbitraria que para el próximo año el gobierno deje a 850 mil estudiantes sin acceso al comedor, a 165 mil estudiantes sin servicio de transporte, a 4.000 mil se les quité la beca con la cuál pueden estudiar y dejar sin trabajo a más de 7.000 trabajadoras de los comedores escolares ¡Todo el ajuste recayendo sobre los sectores más empobrecidos de la juventud y las mujeres con trabajos precarizados!

    Además, la Ministra de Educación advirtió en la Asamblea que a partir de setiembre del 2022 se dejaría de cumplir paulatinamente con las obligaciones en los rubros anteriores (2).

    Las Universidades Públicas no se quedaron atrás y los rectores salieron a anunciar que, para el próximo año no hay un presupuesto asegurado. Sobre la aplicación de la Regla Fiscal el rector de la UCR señaló: “al establecerse un tope máximo a ejecutar menor al presupuesto aprobado, la institución no podrá consumar la totalidad de los gastos corrientes ya incorporados en el presupuesto” (3). Esto constituye una posible afectación a salarios y becas, que son parte de este presupuesto y que de nueva recae sobre les de abajo.

    Lo anterior implica que ya no importa que se negocie en el convenio FEES, si el presupuesto supera el límite impuesto por la Regla Fiscal no se podrá ejecutar la totalidad del mismo, lo cual constituye una violación a la Constitución y la autonomía universitaria.

    Sumado a esto, (al igual que ocurre con el INEC, RECOPE, y otras instituciones que generan ingresos propios) las Universidades se verán limitadas para ejecutar los presupuestos que provienen de la venta de servicios, ya que Hacienda toma en cuenta el presupuesto global de la institución para aplicar esta ley.

    El panorama tormentoso que hoy atraviesa la educación pública es el resultado de la avanzada ajustadores del gobierno, que desde inicios del periodo viene cargando la crisis sobre los sectores trabajadores, las mujeres y la juventud, de los constantes recortes que se han hecho contra el MEP y las Universidades Públicas.

    Mientras las instituciones sufren el ajuste presupuestario el Gobierno tiene el cinismo de incrementar su propio presupuesto, particularmente el de publicidad (que crecería más del 100%) y el pago de alquileres, los cuales son recursos que mayoritariamente irían para las élites burguesas (tanto, por ejemplo, a la familia Desanti) como a los grandes medios de comunicación (4).

    Así mismo, otras partidas que el gobierno se incrementó fueron textiles y vestuarios (un 1.400%) y bebidas y comidas. Esto mientras las personas trabajadoras deben soportar condiciones cada vez más precarias.

    Tampoco se puede perder de vista que el ajuste se hace en el marco de cumplir con el ajuste del FMI, esto debido al último préstamo que se tramitó y del cual aún quedan más ataques por efectuarse, tal como el proyecto de Empleo Público, por ejemplo.

    Es necesario volver a organizarnos para luchar contra la avanzada neoliberal.

    Por lo anterior es necesario organizarnos desde las bases estudiantiles para salir a defender la educación pública y gratuita que esté al servicio de las personas trabajadoras.

    En este marco es necesario debatir un regreso paulatino a las clases universitarias para el próximo año y así retomar la organización estudiantil, si bien la virtualidad puede ser conveniente para aquellas personas que trabajan (cuestión que abordaremos en otro artículo) también resulta necesario volver a la presencialidad en los centros de estudio para plantear luchar contra esta avanzada de los capitalistas.

    No podemos seguir en nuestras casas mientras el gobierno se plantea dejar a cientos de estudiantes sin acceso a la educación. Tampoco podemos confiar en el Legislativo que le ha recetado brutales recortes a la educación y que ahora mismo sólo anda buscando otras partidas distintas para aplicar los recortes.

    Por ello resulta importante organizarnos desde las bases, para salir a torcerle el brazo al gobierno y luchar por la derogatoria de la nefasta Regla Fiscal.


    Notas:

    1 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/regla-fiscal-la-austera-medida-que-arrodilla-instituciones-debilita-servicios-y-abre-paso-al-sector-privado/

    2 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/mep-admite-que-presupuesto-solicitado-no-alcanzara-para-todo-el-2022/

    3 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/universitarias/universidades-publicas-al-filo-de-la-navaja-por-aplicacion-de-regla-fiscal/

    4 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/presidencia-pide-%C2%A22050-millones-mas-para-2022/

    5 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/inec-denuncia-que-no-podra-realizar-el-censo-por-falta-de-voluntad-politica-de-gobierno/

    6 Semanario Universidad. https://semanariouniversidad.com/pais/trabajadoras-denuncian-recorte-de-%C2%A26-400-millones-a-comedores-escolares/

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí