Por Graciela Mora Padilla

Hoy las instituciones públicas, las cuales han estado en constante amenaza por parte de los gobiernos de turno y de las políticas públicas que se implementan a favor del sector empresarial, están al frente de la emergencia de Covid-19.

Estas instituciones públicas son conquistas sociales de la clase trabajadora y de los sectores populares de Costa Rica. No son regalos de la burguesía costarricense. Estas conquistas se deben defender.

Además, cuentan con trabajadoras y trabajadores que se han puesto al frente de la prevención, atención y tratamiento de la emergencia.

Consideramos que se debe de suspender el pago de la deuda para redireccionar este recurso al fortalecimiento de las instituciones.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre