• Lo estima un informe de la OIT que presenta “consecuencias devastadoras” para los números de empleo a nivel global.

Por Renzo Fabb

Las cifras abarcarían sólo el segundo trimestre del 2020, donde se prevé una reducción del 6,7% de horas laborales, lo que equivale a unos 195 millones de nuevos desempleados.

La pandemia de Coronavirus no sólo consiste en una crisis sanitaria a nivel global. Tanto o incluso mayores niveles de incertidumbre se manejan en el aspecto económico: el capitalismo mundial puede estar entrando en su crisis más grave desde la Gran Depresión.

Y esto no lo dicen sólo los economistas de izquierda. Según la cadena Reuters, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, insospechada de izquierdismo, aseguró que la Pandemia desatará “la peor contracción global desde la crisis de 1929” y que proyectan un achicamiento del Ingreso per cápita en unos 170 países, es decir, prácticamente en todo el mundo.

En este marco, el pasado martes la Organización Internacional del Trabajo (OIT) –organismo dependiente de la ONU- publicó su segundo informe “El Covid-19 y el mundo del trabajo”, donde presenta números muy alarmantes para la situación de la clase trabajadora a nivel mundial: 195 millones de puestos de trabajo podrían perderse en tan sólo tres meses. Además, el organismo asegura que el 38% de la población activa mundial trabaja en sectores de la economía que son los más afectados por la pandemia, en primer lugar la actividad comercial, pero también la industria manufacturera, gastronomía, turismo, trabajadores administrativos y de servicios en general.

Así, la agencia advierte que la situación del empleo producto de la epidemia del Coronavirus no sólo superará con creces las pérdidas de puestos de trabajo en la crisis financiera del 2008, sino que la situación “es la peor desde la Segunda Guerra Mundial”.

El informe advierte también que no se trata sólo de la cantidad, sino de la velocidad con que están escalando los números de desempleo en todo el mundo. Recordemos que en tan sólo tres semanas se tramitaron 17 millones de solicitudes por seguro de desempleo en EE.UU, bastante más que en todo 2019.

La OIT evalúa también que, a pesar que el parate económico afecta tanto a los sectores de la economía formal como la informal, los trabajadores pertenecientes a este último grupo se encuentran aún más desprotegidos, no sólo respecto sus peores condiciones laborales y a la ayuda social que pueda otorgarles el Estado, sino además porque suelen ser los sectores con menor acceso a servicios de salud y por lo tanto más propensos a contagiarse y/o no recibir un tratamiento médico adecuado.

Recordemos que todos estos datos son estimaciones sólo para los próximos 3 meses. ¿Por qué un período de tiempo tan corto? En primer lugar, como ya dijimos, por la velocidad con la que los despidos y reducciones de tiempos de trabajo están aumentando en todo el mundo. En segundo lugar, porque el mismo informe reconoce que “el panorama es sumamente incierto” y que “las perspectivas actuales se caracterizan por una incertidumbre extraordinariamente elevada en cuanto a la magnitud de la crisis vigente en las economías, a su duración y a las repercusiones a largo plazo”.

Por supuesto, el informe de la OIT se limita a concluir que es necesario tomar medidas de “alivio para las empresas” y políticas fiscales “activas”. Sin embargo, tanto en Argentina como en todo el mundo y estamos viendo cual es la intención de los empresarios: la clase trabajadora de todo el mundo deberá prepararse para enfrentar una ofensiva de los capitalistas que intentarán salvaguardar sus ganancias descargando esta enorme crisis sobre las espaldas de los trabajadores.

Puede leerse el informe completo de la OIT aquí.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre