Nuevo gobierno de Israel comienza con una provocación contra los palestinos

0
2

 

  • El líder ultranacionalista Naftali Bennet asumió el poder el pasado domingo luego de doce años de Netanyahu. Su primera medida fue autorizar una marcha nacionalista ultraortodoxa que busca avanzar sobre barrios árabes.

Redacción

El último domingo el parlamento israelí invistió oficialmente como nuevo Primer Ministro a Naftali Bennett, un referente del partido conservador Yamani («Nueva derecha»), que logró destronar del poder a Netanyahu luego de largos doce años en el principal cargo ejecutivo del país.

Bennett ha construido un perfil político basado en el nacionalismo religioso sionistaSe ha manifestado reiteradas veces a favor de la ocupación de los territorios palestinos e incluso propone reinstaurar la pena de muerte para los «terroristas». Comenzando su carrera dentro del propio partido de Netanyahu, durante los últimos años de su gobierno se ubicó como uno de los principales opositores desde la extrema derecha al ahora gobierno saliente.

A través de una coalición extremadamente heterogénea, Bennett encabezará un gobierno que incluye desde la derecha un espectro ideológico tan amplio (y a priori contradictorio).

Sin embargo, como para comenzar a despejar las dudas, la primera medida del nuevo gobierno fue una clara señal a favor del establishment sionista antipalestino que podría dar lugar a una nueva escalada del conflicto.

Se trata de la autorización a realizar la polémica marcha nacionalista israelí que se realiza todos los años en ocasión del «Día de Israel» que celebra la creación del Estado, y que atraviesa la Ciudad Vieja de Jerusalén, entre la que se encuentran lugares sagrados del Islam como la mezquita de Al Aqsa.

 

El anuncio mediante el que se comunicó que quedaba autorizado el recorrido de la marcha fue realizado por el flamante Ministro de Seguridad Interna, que pertenece al supuestamente centro-izquierdista Partido Laborista. El Ministro justificó la decisión aduciendo que «Jerusalén es nuestra capital eterna». Un argumento típico de la derecha. La movilización se realizará el día de hoy, y se teme que intente avanzar sobre los barrios árabes, montando nuevamente una provocación contra la población palestina de Jerusalén.

Ya el pasado 10 de mayo, la previa a dicha movilización fue uno de los disparadores que desató la reescalada del conflicto con la población palestina, que rápidamente pasó al escenario bélico ante la intervención del grupo armado palestino Hamas.

Los días previos a la movilización, grupos ultraortodoxos con banderas israelíes marcharon por los alrededores de la Ciudad Vieja en la cercanía de barrios árabes de la ciudad. Allí, los Palestinos se reunieron para defender lo que consideran sus lugares sagrados, y la policía ejecutó una salvaje represión contra ellos. Comenzaba así una escalada social y bélica del conflicto que duraría 11 días.

A través de su cuenta de Twitter, el periodista especializado Ezequiel Kopel consideró que «Mucho se escribió de que la inclusión de componentes de centro e izquierda en el gobierno israelí iban a moderar al primer ministro derechista Naftali Bennett pero parece que es al revés: la centro izquierda se está derechizando«, haciendo un buen resumen de lo que caracterizará a esta nueva etapa de la política israelí, no tan nueva en realidad.

Ahora, el nuevo gobierno de Bennett comienza dándole una clara señal política al sector más derechista y radicalizado de la sociedad judía israelí, lo que constituye una nueva provocación contra los palestinos. Hamas ha advertido que «no permitirá» que la movilización sionista atraviese los barrios musulmanes, como ha sucedido años anteriores. Al respecto, el Ejército israelí ha vuelto a desplegar su sistema antimisiles «cúpula de hierro» en varios puntos del país.

El cambio de gobierno en Israel no implicará ningún cambio significativo para el pueblo palestino que está sometido a una situación de apartheid, represión y violencia. Más bien al contrario, el naciente gobierno de Bennett intentará profundizar aun más el camino de Netanyahu.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí