• A pesar de la cuarentena obligatoria, en los últimos días el país asiático ha registrado un preocupante salto en los números de contagios que abre la posibilidad de una escalada de contagios masivos en el segundo país más poblado del mundo.

Por Renzo Fabrizio

Mientras en países muy golpeados por la pandemia como Italia y España se está viviendo una tenue y gradual reducción del número de contagios y fallecidos diarios por Coronavirus, la epidemia a nivel mundial está lejos de terminar.

En este caso, los ojos están puestos con preocupación en la India, un país gigante con nada más ni nada menos que 1300 millones de habitantes, sólo superado por China en cantidad de población. Las últimas novedades confirman que el país ha registrado récords de contagios diarios por dos días consecutivos. El pasado viernes los infectados fueron 2293, número que constituía un salto con respecto a los contagios diarios promedio que venían registrándose, pero como si eso fuera poco, el sábado 3 de mayo el número ascendió a 2644, superando al día anterior.

India registra en total unos 37.366 casos confirmados, número relativamente bajo si uno lo compara con su población. El problema es que de ese total, casi 5000 corresponden sólo a los dos últimos días, lo que indicaría que se estaría a las puertas de un salto en el número de contagiados que engrose mucho más ese número.

El país se encuentra en cuarentena obligatoria a nivel nacional desde hace 40 días. Sin embargo, la medida de la cuarentena se está revelando como absolutamente insuficiente debido a la pobreza, el trabajo precario y las debilidades del sistema de salud indio. El gobierno de Modi decretó la cuarentena sin dar ninguna solución a las millones de personas que viven de trabajos informales, que en India ascienden casi al 80% de la población. Esto generó un éxodo masivo de las ciudades hacia el interior del país lo que desató un desastre humanitario, al cual el gobierno sólo respondió en principio con represión, tal como lo relatábamos en este mismo portal.

Posteriormente, el gobierno abrió la inscripción de solicitudes para trasladarse desde los centros urbanos a ciudades del interior, pero el sistema se encuentra totalmente colapsado de solicitudes. La situación ha producido protestas, ya que cientos de miles de personas se encuentran sin su fuente de sustento “atrapados” en grandes ciudades como Nueva Delhi sin poder salir por el confinamiento. El gobierno derechista de Modi no ha anunciado ninguna medida económica para resolver esta situación que para miles de indios es desesperante, a lo que hay que sumarle el riesgo cada vez mayor de contagio.Desde un punto de vista global, el aumento de casos positivos en India no es un caso excepcional. Mientras que en Europa algunos países como España comienzan a “relajar” las medidas de confinamiento, debido a que se supone que ya se ha superado el pico de contagiados, en otros lugares la pandemia recién comienza a escalar. Y no son lugares de menor importancia: el récord de contagios de India se suma a respectivos aumentos importantes de infectados en países de enorme envergadura como Rusia, que desde el 30 de abril supera cada día su récord de contagios diarios, siendo ayer de 10.600 infectados en un día; y Pakistán (212 millones) que limita con India, y que en esta última semana también reportó récords de infectados diarios. Todos estos números indican que, a pesar de la presión de los capitalistas por retomar la “normalidad” de la vida cotidiana para la recuperación de sus ganancias, la pandemia está lejos de terminar.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre