• Thomas Lane fue liberado hoy bajo fianza. Mientras tanto, el 70% de los presos en Estados Unidos (la mayoría gente de color) están encerrados a la espera de un juicio sin derecho a salir por no poder pagar su fianza.

Por Redacción

En una puesta en evidencia escandalosa del racismo sistémico, el aparato de justicia yanqui fue «garantista» para con los derechos del policía mientras niega sistemáticamente esos mismos derechos a la mayoría de los presos pobres y negros.

La fianza pudo ser pagada luego de que se hiciera una colecta organizada en internet, poniendo en evidencia que hay fuertes reservas de atraso, racismo y brutalidad en la sociedad yanqui. El abogado defensor argumenta que el caso de Lane es el más flojo de los cuatro policías involucrados, lo que tendría algo de verosimilitud: se encontraba apenas en su cuarto día de «trabajo» como policía. Sin embargo, no hizo nada serio por detener a quien presionaba con su rodilla al cuello de Floyd y hasta ayudó a contener a la multitud que vio y filmó como asesinaban a un negro que decía que no podía respirar.

La fianza era de 750 mil dólares y fue fácilmente pagada por la colecta organizada en internet.

Como hemos dicho, hay un fuerte contraste con la mayoría de los presos sin juicio: están en prisión preventiva sin derecho a salir, sin condena, sin demostración definitiva de culpabilidad por no poder pagar una fianza. El sistema racista y clasista descarga toda su brutalidad contra negros y trabajadores, y acaba de demostrar que hace todo lo que puede para cuidar a sus perros guardianes.

Recordemos que al principio las autoridades de Minneapolis intentaron que ni siquiera se desplace de sus puestos a los cuatro policías, ni siquiera al asesino directo de George Floyd. La movilización y la bronca que se transformó en la rebelión más profunda en décadas fue la que logró torcerles el brazo y meter presos a los policías. No se puede bajar la guardia ni perder de vista que esa misma gente es la que sigue en el poder, sin que nadie haya planteado seriamente echarlos de las oficinas en las que toman estas decisiones.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre