• Las y los trabajadores de la salud movilizados en las calles de París fueron nuevamente reprimidos por la policía de Macron.

Santiago Follet

Este martes 14 de julio, a pesar de la traición de las direcciones sindicales de la CFDT, FO y la UNSA, que firmaron un acuerdo nefasto con el gobierno de Castex y Macron, las y los trabajadores de salud se movilizaron en las calles en defensa del hospital público.

Miles de personas se manifestaron en París, en una marcha que hizo el recorrido República-Bastilla, con la presencia de numerosos trabajadores de la salud y de otros sectores profesionales, junto a los Chalecos Amarillos que se acercaron para expresar su apoyo a los trabajadores de los hospitales.

Por su parte, el gobierno de Macron volvió a develar nuevamente su verdadero rostro teniendo como sola respuesta a los reclamos pacíficos de los trabajadores una violenta represión policial.

A pesar de los discursos bonitos, de los agradecimientos hipócritas y del tratamiento de “héroes” para los trabajadores de la salud que han estado en la primera línea desde que comenzó la pandemia, el gobierno nuevamente decidió enviar su policía a reprimir violentamente. Una vez más, los “héroes” han sido reprimidos.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre