• Diversos atletas y deportistas de todo el planeta alzaron la voz contra el racismo. Personalidades como Lebron James, Floyd Mayweather, Lewis Hamilton, Michael Jordan y Serena Williams se han expresado al respecto.

Por Fer Bialuski

El asesinato de George Floyd el pasado 25 de mayo por el accionar del policía blanco Derek Chauvin junto a otros oficiales despertó a Estados Unidos. Años y años de furia contenida explotó en las calles con movilizaciones masivas en todo el territorio norteamericano. La tremenda fuerza colectiva causó un efecto inmediato en el mundo y rápidamente las marchas ocuparon el centro de la escena en Francia, Inglaterra, Alemania, México y Hong Kong, entre otros.

Lo sucedido generó reacciones de diferentes personajes importantes de la cultura, del arte, de la música y una lista enorme de disciplinas. El grito de “I can’t breathe” sumado a la exigencia de terminar de una buena vez por todas con el racismo y las reglas establecidas dentro del sistema es la principal premisa. Un nuevo actor también apareció: el deporte.

Diversos atletas y deportistas de todo el planeta también alzaron la voz contra los hechos. Personalidades destacadas como Lebron James, Floyd Mayweather, Lewis Hamilton, Michael Jordan y Serena Williams se han expresado al respecto. Estamos hablando de referentes mundiales, ídolos de generaciones. James manifestó en Twitter “¿Ahora lo entienden?”, tras enterarse del asesinato y luego se emocionó ante la enorme pintada con la leyenda de “Black Lives Matter” enfrente de la Casa Blanca. Lo de Jordan sorprendió a propios y extraños, ya que se ha caracterizado por no intervenir en ningún aspecto social y político durante toda su vida. Hamilton, cinco veces campeón de la Fórmula 1 (dentro del automovilismo es la disciplina más elitista que uno puede encontrar), señaló que “todas las estatuas racistas deben ser derribadas”.

Diferentes hechos icónicos también llenaron las páginas de los portales como el arrodillamiento de todos los jugadores del Borussia Dortmund y el Hertha Berlín en la previa del partido. Jadon Sancho, delantero del Dortmund valuado en 130 millones de euros, exhibió una camiseta con la frase “Justicia por George Floyd” tras festejar un gol. En la liga inglesa todos los nombres de los futbolistas en las respectivas camisetas serán reemplazados por “Black Lives Matters” durante los primeros 12 encuentros desde que se reanude. En la semifinal de la Copa Italia los jugadores del Milan salieron con una camiseta de entrenamiento completamente negra y con el Black Lives Matters en blanco. Las hermanas Williams más Jo Wilfried Tsonga, Naomi Osaka (ex número uno del mundo) y muchos tenistas más también participaron de un vídeo en señal de justicia.

Aún así no es solo el pedido por el fin del racismo lo que está en boca de todos, sino la necesidad de que Donald Trump abandone de manera inmediata la presidencia. Es un grito también por el fin del sistema tal y como se conoce. Probablemente uno de los hechos de mayor trascendencia a este respecto fue lo realizado por Stephen Curry, uno de los mejores basquetbolistas del mundo. Se incorporó a una movilización y apareció en un vídeo cantando junto a los manifestantes “Hey Hey Ho Ho Donald Trump has got to go” (Donald Trump tiene que irse). Esta voz es la de muchos que no quieren más a un hombre racista, xenófobo y de política genocida en relación a la pandemia, en el más alto poder de Estados Unidos.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre