Por Johan Madriz

El estado de excepción decretado por el gobierno de Lenin Moreno ha dado pie a una gran represión de la policía y el ejército sobre las y los manifestantes que se han tomado las calles y edificios públicos en repudio a las medidas dictadas por el FMI que encarecen el costo de la vida y representan un duro golpe para la clase trabajadora y los sectores mas empobrecidos.

El ejército ha desplegado tropas y tanquetas en la capital y los enfrentamientos con las fuerzas antimotines son constantes. Las medidas de lucha van en aumento y ya se procesa una rebelión popular en donde este martes manifestantes pudieron tomar la Asamblea Nacional por algunos minutos. La amenaza de un paro general llevó al Ejecutivo a decretar un toque de queda este miércoles en las zonas aledañas a los edificios estratégicos definidos por las Fuerzas Armadas.

Reproducimos un reporte brindado por Pablo Farfán de Radio Bocina Insurgente, una radio comunitaria de la ciudad de Cuenca que da cuenta de la combatividad de los sectores en lucha y de la resistencia que también se da fuera de la capital.

“La represión en la ciudad de Cuenca es muy fuerte. Los focos de lucha se dan en el centro histórico como también en la Universidad de Cuenca y en otros sectores conglomerados de la ciudad. En este caso por parte de los estudiantes, de los trabajadores y en su momento de los transportistas. Varias situaciones se han vivido en la ciudad sobre todo por la fuerte represión policial que cada vez es mayor y que seguramente para mañana 9 de octubre va a ser mayor.

“Cabe destacar dos situaciones que se han vivido con respecto a compañeros que han sido detenidos o agredidos. El caso, aquí en la ciudad, el día viernes, contra Cristian Rivadeneira, quien fue atacado por ocho policías al mismo tiempo dejándolo en el suelo ensangrentado y con su estado de salud muy delicada. También la detención de una compañera que está en Guayaquil, Camila Martínez, que fue detenida y que por falta de celeridad de la justicia se hizo difícil mantener comunicación con ella, vulnerando su seguridad e integridad física.

 

Represion en Cuenca en este día de protesta social en el centro histórico. ✊🏻

Posted by Bocina Insurgente on Monday, October 7, 2019

 

“Aquí en nuestra ciudad la lucha y la resistencia empezó el día jueves de la semana anterior, como en la mayoría del país, con el paro de los transportistas y la toma de la Gobernación, no por grupos subversivos, como lo malinterpretan en las redes sociales y los medios de comunicación tradicionales, sino por una manifestación popular de inconformidad que se siente en todo el país. Ante esto hubo fuerte represión policial contra la gente lanzando bombas lacrimógenas y utilizando el uso excesivo de la fuerza con carros antimotines y motorizados. Desde ese día hasta hoy las luchas han sido intensas. Ayer, lunes 7 de octubre, también hubo fuerte represión policial, incluso a las personas que dábamos cobertura a este evento fue álgida, totalmente violenta.

“Aquí en nuestra ciudad se espera que durante estos días se siga resistiendo pero sobre todo cabe destacar cuál es la situación de la provincia del Azuay. Actualmente se han movilizado también parte de aquellas comunidades indígenas y campesinas que han decido mantenerse en pie de lucha, sobre todo con el tema de la minería. Cabe destacar ahorita lo que es el tema de Molleturo y Rio Blanco. En las comunidades aledañas al proyecto han decidido resistir, han decidido salir a las calles y durante estas protestas también se han visto afectadas por la lastimosa muerte de un compañero defensor de las causas sociales como es Raúl Chilpe, que fue atropellado por un carro que intentaba cruzar el cerco desde la vía de Guayaquil a Cuenca.

“Estos temas de la minería se les puede conocer a nivel nacional, sobre todo el proyecto de Rio Blanco, ya que llevan más de 20 años, pero sobre todo la lucha se dio en los dos últimos años, porque el pueblo ha decido levantarse y dar a conocer su inconformidad con la minería, contra el ataque a la naturaleza, en la defensa de los páramos y también de sus comunidades y sus familias.

“Es por eso que el pueblo del Azuay y de Cuenca ha decidido levantarse en pie de lucha. Va a continuar y esperemos que siga así en todo el país. También hemos intentado dialogar con las fuerzas del orden estando ahí en el frente haciendo resistencia pero es imposible, todas esas órdenes les llegan desde el comando conjunto de las fuerzas armadas como también de la Policía Nacional del Ministerio del Interior”.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre