Crisis económica: la economía de Estados Unidos se contrae un 0,9% y entra en recesión técnica

Se suceden dos trimestres de caídas consecutivas, lo cual es considerado por muchos economistas como una “recesión técnica”.

0
15

El PBI de Estados Unidos se contrajo un 0,9 % en el segundo trimestre del año y ya había disminuido 1,6% en el primer trimestre. Se suceden dos trimestres de caídas consecutivas, lo cual es considerado por muchos economistas como una “recesión técnica”.

El gobierno de Biden y las autoridades de la Fed intentan negar lo que es sabido, lo que dicen los números: la economía de Estados Unidos está en una clara crisis. 

La Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER por sus siglas en inglés) es la encargada de declarar oficialmente las recesiones en Estados Unidos. Pero este organismo no ha emitido tal declaración aun.

La NBER define una recesión como «una disminución significativa en la actividad económica que se extiende por toda la economía, que dura más de unos pocos meses, normalmente visible en la producción, el empleo, el ingreso real, y otros indicadores».

Según Biden no se trataría de una recesión ya que los números de desempleo (actualmente en el 3,6%) e inversiones privadas no son alarmantes. Sin embargo, pese a todo, la economía de Estados Unidos se contrae. En lugar de hablar de recesión ha buscado reemplazar el término por «transición» o «desaceleración», que son formas de menos impacto de decir lo mismo.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, declaró en la misma sintonía que Joe Biden.  “La mayoría de los economistas y de los estadounidenses tienen una definición similar de recesión; pérdidas sustanciales de empleos y despidos masivos, cierre de empresas, reducción considerable de las actividades del sector privado. Un debilitamiento generalizado de nuestra economía. Eso no es lo que estamos viendo en este momento” afirmó Yellen.

Es verdad que el desempleo no se disparó en Estados Unidos, así como tampoco se han desplomados las inversiones. Pero sí es verdad que la política económica de la Reserva Federal de aumentar las tasas de interés paulatinamente está teniendo consecuencias recesivas. La inversión está cayendo.

Esto último motivado por la inflación más alta de los últimos 40 años. Inflación que guarda una relación con la gran emisión de moneda durante la pandemia. Y, por otro lado, se debe considerar también el aumento de precios de alimentos y combustibles motivados por la guerra que no han hecho más que empeorar la situación.

Algunas fuentes insisten en argumentos técnicos para matizar la afirmación de que la primera economía del mundo ha entrado en recesión, como el nivel de inventario de grandes empresas, o el déficit comercial.

En el primer caso, las compras de stock que se realizaron de antemano por parte de empresas como Wallmart y Target estarían distorsionando los números de periodos anteriores haciéndolos aparecer mas grandes. Luego estarían ausentes en el periodo más reciente, generando un error estadístico en la medición del PBI. Por otra parte, el déficit comercial impactaría restando valor al PBI, ya que se iría mas dinero que el que ingresa.

Según Michael Roberts el objetivo de la suba de tasas de interés es acabar con la inflación y destruir puestos de trabajo. Argumenta además, que la curva de rendimiento de los bonos del gobierno de Estados Unidos está invertida y que esto es un indicador relativamente fiable de una recesión futura. Además caracteriza que a nivel mundial los altos precios récord de la energía, el rápido aumento de las tasas de interés y el colapso de los márgenes de beneficio de la mayoría de las empresas significan una recesión.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí