• Movilización en repudio a las masacres realizadas en Cali, Samaniego, Pueblo Viejo y Leiva, en los departamentos del Valle y Nariño, la mayoría de las víctimas niños y jóvenes.

John, Socialismo o Barbarie-Colombia

El viernes 21 de agosto se llevó a cabo una movilización en repudio a las masacres realizadas en Cali, Samaniego, Pueblo Viejo y Leiva, en los departamentos del Valle y Nariño, la mayoría de las víctimas niños y jóvenes.

La jornada fue de carácter nacional. Durante la protesta se denunció la historia de sangre y violencia contra los líderes sociales, los cuales constituyen crímenes del terrorismo de Estado, ya que es cómplice de los perpetradores de estos hechos por acción u omisión.

En Bogotá hubo 3 puntos de encuentro; las fotografías y videos que compartimos fueron tomados en el centro de Memoria Paz y Reconciliación. Asistieron organizaciones populares, sindicales y políticas; el grueso de participantes fueron jóvenes.

El plantón se extendió por dos horas y luego se realizó una marcha por la ciudad. Se presentaron “performances” de las masacres y, aunque no hubo un evento central, varias fueron las intervenciones denunciando al gobierno y llamando a parar el genocidio. Además se realizó el 21 de agosto, por ser una referencia al gran paro del año pasado conocido como 21-N.

Desde Socialismo o Barbarie participamos en la protesta y repartimos un volante, recogiendo aspectos estructurales que generan la cruda realidad de los trabajadores y pobres del país, así como propuestas como la legalización de las drogas (para acabar con el narcotráfico), hacer que las riquezas naturales del país (en toda su cadena productiva) sea desarrollada por el Estado y en beneficio directo (vía empleo y disfrute) por la clase trabajadora y las mayorías, una reforma agraria y la necesidad imperiosa que la defensa de los líderes sociales y población en general la debe asumir los propios trabajadores.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre