• Hay un promedio de 1.200 muertos diarios, y el total podría alcanzar la terrible suma de 300.000 fallecidos por Covid-19 dentro de las próximas semanas.

El país vecino experimenta nuevos récords de muertos por Covid, junto a la propagación de una nueva cepa más infecciosa incluso para los que ya tuvieron el virus.

El aumento de la cantidad de muertes diarias es vertiginosa (1.726 el 2 de marzo, promedio de 1.200 por día). Esta escalada de la curva es producto de una nueva variante, la P.1, que según los científicos es más contagiosa y tiene capacidad de volver a infectar a las personas que habían logrado la inmunidad por haber sido ya pacientes con coronavirus.

La nueva cepa se descubrió por primera vez en la región del Amazonas, específicamente en la ciudad de Manaos. Estudios sobre el caso revelan que esta nueva variante es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que las anteriores cepas, y que en el caso de personas ya infectadas anteriormente con el SARS-COV-2 (entre el 25% y 61%) pueden volver a reinfectarse. Recordemos que esa región, en enero, sufrió el colapso sanitario por un brote inédito que provoco la falta de oxígeno y de camas.

Los números de infectados y muertos por esta cepa aumentan en todo Brasil y ponen en riesgo una vez más el ya frágil sistema sanitario. La responsabilidad del gobierno de Bolsonaro es cada vez más evidente.

La nueva variante que amenaza Brasil y el mundo (hay casos en Europa y en EEUU) demuestran que la pandemia no ha terminado. Si incluso los infectados anteriormente pueden volver a padecer el virus, y ante la carencia de vacunas a nivel mundial, (causado por la codicia de las grandes farmacéuticas que prefieren guardar sus patentes para ganar millones en desmedro de la muerte y el sufrimiento de las grandes mayorías) es indispensable no “relajarse” y no bajar la guardia sobre las medidas que deben llevarse adelante para que el virus no se propague.

Recordemos que al inicio de la pandemia se burlaba del coronavirus (“es una gripezinha») y no tomó las medidas adecuadas para poder enfrentar seriamente el avance del virus. No solo se expresó en contra de la cuarentena, sino también de las posibles vacunas.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre