Por Socialismo o Barbarie Bolivia

Repudiamos el discurso de Jeanine Añez y exigimos medidas concretas contra el feminicidio

“El país se estremece por muerte de mujeres y niños”, dice la presidenta Jeanine Añez en un acto declarado “2020: Año de lucha contra el feminicidio y el infanticidio” en Palacio de Gobierno. Ella lloró, declaró guerra frontal a la violencia contra las mujeres y escenificó el viejo discurso de todo gobierno que juega de populismo. Sin embargo, no presentó ningún proyecto o medida que realmente sirviera a las mujeres o garantizaba la seguridad de las víctimas de violencia.

La situación es alarmante y el discurso diplomático debe ser abandonado de inmediato. Nueve mujeres, en diferentes departamentos del territorio nacional, fueron brutalmente asesinadas en solo siete días. La noticia fue publicada por la Fiscalía General del Estado en la semana pasada y solo ahora la presidenta se pronuncia sobre el hecho. ¿Si está realmente preocupada por la situación porque solo ahora se ha manifestado? Pasó mucho tiempo desde la publicación de los datos y ¿la “nueva administración” necesita más tiempo para presentar medidas concretas? Sin embargo, ¿cuánto tiempo más necesita? Típico discurso de un gobierno que quiere caer bien, pero que tiene límites. ¡En realidad, es decir algo para no hacer nada!

En el 2019 se produjo un saldo de 117 mujeres asesinadas y Bolivia es considerada la tercera nación con las tasas más altas de feminicidios en América Latina. La presidenta golpista ya estaba sabiendo de esta información, era senadora, era parte de la cúpula de políticos elegidos para “representar” al pueblo y como siempre ignoró las peticiones de las mujeres. No es necesario hacer ahora su discurso de lamento. Es demasiado tarde para decir que también eres mujer y que ya no quieres llorar por las muertes. Como cuando mando a reprimir en Senkata y Sacaba con el ejército y la policía.

El gobierno – compuesto por diputados, senadores y presidente- es el verdadero responsable por la situación que viven las mujeres. Y que no venga a decir que los índices de feminicidio son un legado solamente de Evo Morales para deslindarse de culpas. Usted también es culpable, tienes las manos ensangrentadas no solo de las mujeres, sino de toda la violencia que se ha apoderado del país en los últimos tiempos. Las mujeres originarias vienen hace años luchando contra la violencia y el patriarcado. Dice la golpista “ahora que Dios te bendiga y nos bendiga a todos”. Claro que no, su dios no frenará las tasas de feminicidio y quien debe asumir la responsabilidad es el gobierno inmediatamente.

Con esta situación de impunidad e indiferencia, invitamos a todas las mujeres a organizar un movimiento nacional por Ni Una Menos y apoyamos el llamado a la primera manifestación contra el feminicidio en la Plaza Mercado Camacho. El acto está programado para el 17 de enero a las 17.30 hs. La iniciativa es muy importante y necesaria para avanzar en el discurso de género. La participación de las organizaciones que se dicen socialistas es fundamental para transformar la lucha de género en una batalla conjunta por una sociedad mejor y contra la violencia patriarcal.

Juicio y castigo a los responsables
Ni una a menos
Por políticas efectivas de prevención contra la violencia

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre