• Nos resulta preocupante el aumento de la violencia patriarcal que cada vez cobra la vida de más mujeres y niñas
  • Nosotras sostenemos que sin justicia para las víctimas no hay compromiso contra la violencia patriarcal

Mika Alba

Desde Las Rojas nos resulta preocupante el aumento de la violencia patriarcal que cada vez cobra la vida de más mujeres y niñas. Pero más preocupante aún nos parece el rol que asume el Estado y gobierno de Carlos Alvarado en medio de una crisis económica y sanitaria. Desde que empezó la cuarentena preventiva hace 5 meses ya son 10 los femicidios, una noticia que lamentablemente se vuelve más recurrente. Esto se agrava cuando la justicia patriarcal le concede impunidad a femicidas y violentos.

Ayer vimos como en las noticias anunciaban que el femicidio de Sirena, como se hacía conocer la turista mexicana que fue violada y asesinada en Cóbano en 2018 , quedó completamente impune con la absolución del único imputado del caso. También el mismo día el jugador de fútbol Marcel Hernández fue sobreseído de haber abusado sexualmente de una menor de edad. Todo esto parece un chiste de mal gusto cuando vemos que el día anterior, el presidente Carlos Alvarado intentó redimirse en la ceremonia de anuncio de la nueva Ley Contra el Acoso Callejero, donde asumió entre otras cosas el “compromiso” de cambiar la cultura que reproduce la violencia que sufrimos las mujeres.

Nosotras sostenemos que sin justicia para las víctimas no hay compromiso contra la violencia patriarcal. Desde Las Rojas y el Nuevo Partido Socialista hace tiempo hemos planteado la necesidad de declarar los femicidios como una emergencia nacional, pero el gobierno y Patricia Mora no toman medidas al respecto. Urge una campaña permanente para denunciar, comités comunales contra la violencia patriarcal, monitoreo y seguimiento de órdenes de alejamiento y la promoción de albergues para las mujeres (y sus familias) víctimas de violencia.

Urge también que el movimiento feminista se organice en las calles para decirle ¡basta a la justicia patriarcal!, que abrace las madres de Luany y Allison que se movilizaron en plena pandemia al OIJ para denunciar la violencia del Estado que revictimiza a las victimas y no busca a las desaparecidas. Su ejemplo de lucha nos llama a retomar las calles en repudio a los femicidas y violentos para que sean ellos los que tengan miedo.

Hace 4 años el movimiento feminista internacional se movilizó a la voz de “Ni Una Menos”, conmovido por el atroz femicido de una menor de edad en Argentina, Lucia López, quien fue violada, empalada y asesinada por dos hombres de 26 y 48 años. La justicia patriarcal sólo condenó en su momento a los acusados por tenencia de drogas y fueron absueltos de los crímenes de femicidio y abuso bajo justificaciones misóginas y clasistas contra Lucía.  Hoy, la lucha de su familia y de miles en todo el mundo logró torcerle el brazo a la justicia, se anuló el fallo que los absolvía a los femicidas para llevarlos nuevamente a juicio.

Todo esto nos demuestra que no son casos aislados de tal o cual juez machista o corrupto. La justicia responde estructuralmente al poder político del Estado capitalista y patriarcal. Las declaraciones misóginas de Walter Espinoza justificando el asesinato de Luany , son una expresión más del carácter machista de las instituciones. No les importan nuestras vidas y prefieren condenar a 15 años de prisión a una adolescente víctima del abandono del propio Estado, mientras deja libres a los femicidas y abusadores.

Las Rojas entendemos que no podemos darle tregua a este gobierno que ya ha demostrado sistemáticamente como usa nuestros derechos como moneda de cambio. En este contexto de crisis y pandemia las mujeres nos llevamos la peor parte, una desocupación de 30,4%, recarga del trabajo doméstico, aumento de abusos y embarazos no deseados, aumento de violencia y femicidios. Pero Carlos Alvarado prefiere mirar para otro lado y seguir empeorando nuestras condiciones de vida de la mano de los grandes empresarios. Por eso te invitamos a organizarte con nosotras para hacer una campaña de denuncia que le haga frente a todo este atropello, porque confiamos en nuestra fuerza colectiva para cambiarlo todo.

Ni Una Menos

El Gobierno es responsable

Basta de Justicia Patriarcal

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre