Estudiantes y trabajadores de la Universidad toman las calles en defensa de la educación pública y contra los ataques del gobierno.

Sthefanny Zúñiga

Este martes en horas de la mañana se dio una movilización encabezada por estudiantes y trabajadores de las universidades públicas, dirigida hacia la Asamblea Legislativa, dónde se discute el informe de mayoría presentado por la Comisión para “Investigar” el FEES, paralelamente se llevaron a cabo varias manifestaciones virtuales.

Dicho documento es un ataque directo contra el financiamiento y la autonomía universitaria, además cuando se presentó el informe varias diputaciones se dejaron decir que las universidades públicas iban a cerrar “si no se hacía algo”. Lo que parecían olvidar es que la situación financiera de la instituciones de educación superior está mal gracias a los recortes que ellas y ellos les hacen.

Por ejemplo, el FEES lo han venido reduciendo desde el 2015 a la fecha en relación al producto interno bruto, pasando de cifras del 1.45% del pib a un aproximado del 1.33% del pib para este año. Anterior implica que cada vez se le da menos presupuesto a las universidades en relación al crecimiento económico del país.

A lo anterior se le suman los recortes que se han producido tanto desde el Ejecutivo como desde el Legislativo: un primer recorte de 10 mil millones en el 2018, un redireccionamiento de 35 mil millones en el 2019 y en este año ya le recortaron 13 mil millones al presupuesto actual y planean recortarle 20 mil millones al convenio FEES que se firmará próximamente.

Por otra parte, según el informe de mayoría se estarían presentando tres proyectos de ley, uno ya anunciado por el PLN sería para reformar el financiamiento y quitar las trabas constitucionales para reducir el presupuesto universitario según la regla fiscal.

Los otros proyectos son para modificar el funcionamiento del CONARE y la forma en la cuál se negocia el FEES, según se indica en el comunicado emitido por el MEU-CR.

En este informe, se dejan ver varios de los prejuicios de las diputaciones hacia las universidades, los cuales repiten y repiten para intentar atacar. Uno de ellos es la afirmación sobre los altos salarios, según las madres y padres de la patria los salarios de las universidades son los más altos del sector público… aún cuando la mayor parte (entre el 65 y 70% en la UCR) son personas precarizadas que apenas y reciben el salario mínimo, esto por no hablar del sector tercerizado y las múltiples recargas de trabajo que tienen.

Otro de los aspectos sobresalientes del informe es la petición de modernización de la calidad educativa… aunque sólo se limitan a exigir acreditación y sacar más títulos. Lo cuál, deja en claro la poca visión sobre lo que s una universidad, que está no es una máquina expendedora de títulos y que la acreditación no siempre implica calidad, ya que es someter las dinámicas educativas nacionales a los procesos internacionales que sólo ven a las mismas como una empresa.

Justamente esa visión es la que comparten en la Asamblea con respecto al papel de la Universidad, lo cuál se deja ver cuando hablan del TEC y lo ponen como el modelo para las demás y de paso sugieren que van a cambiar el financiamiento para quitarle recursos a la UNA, UCR y UNED y dárselos a este.

Por lo anterior desde ¡Ya Basta! Saludamos está movilización en contra de los ataques del gobierno y dejamos la invitación al conjunto del Movimiento Estudiantil para luchar por la defensa del FEES y la Autonomía Universitaria y enfrentar los ataques que provienen del gobierno.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre