• Continúa el ajuste sobre los sectores más vulnerables de la universidad
  • UCR no contratará personal y recortará becas luego de iniciar el semestre

Sthefanny Zúñiga

Se dio a conocer en el documento SO-CVE-AC-35-2020 de la Sede de Occidente, en el cuál se indica que la UCR “ha hecho un barrido presupuestario, por este motivo no hay dinero para pagar encargados (as) de grupos culturales ni deportivos para este segundo semestre (…) lo anterior implica que además de afectar el espacio artístico, también no se les estará brindando la beca de participación en este segundo semestre.” (1)

Este recorte hecho por la rectoría, continúa cargando la crisis sobre los sectores más olvidados de la universidad, tal como es el sector cultural, el cual ha padecido del más profundo desprecio por parte de las autoridades universitarias.

Además, con esta acción ya son varios los recortes que pesan sobre las becas: el no dar transporte (exceptuando casos muy específicos), y el hecho de suplantar esto con un incremento en gastos de carrera y alimentación que, en muchos casos no van a ser suficientes para solventar el faltante. Las perspectivas de recortes para las becas de horas estudiante y asistente que pasarían el próximo año, son algunos ejemplos de que el discurso del rector: “no vamos a afectar las becas”, resultó ser un “plato de babas” para pasar dichos recortes.

Aunado a lo anterior, este anuncio por un lado dejaría a una parte de la población estudiantil sin poder matricular el semestre y, debido a que ya se hizo la matrícula, habrán personas que ya no puedan mantener la matrícula, por lo cuál podrían verse en la obligación de pagar el retiro de cursos una situación que, desde cualquier punto, es sumamente repudiable.

La universidad ha mostrado su cara más deshumanizada y clasista con esta pandemia, ha demostrado ser una institución que deja por fuera de sus perspectivas tanto al estudiantado que trabaja como al que procede de los hogares más empobrecidos -a pesar del discurso proyectado hacia afuera-, quienes se ven excluidos de la educación superior pública.

Desde ¡Ya Basta! repudiamos que las autoridades universitarias apliquen este ajuste sobre el estudiantado y la clase trabajadora de la universidad, además hacemos un llamado al Movimiento Estudiantil para retomar las calles (con las medidas de seguridad pertinentes) en defensa del presupuesto universitario, de las becas y para luchar por una universidad verdaderamente democrática hacia los sectores explotados y oprimidos.


Notas:

1 SO-CVE-AC-35-2020. UCR. Sede de Occidente. Vicerrectoría de Vida Estudiantil.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre