Por Alejandro Arguedas

Este miércoles 25 de septiembre, el Sindeu convocó una Asamblea ampliada de profesores, estudiantes y administrativos en la Sede del Pacífico de la Universidad de Costa Rica, en Puntarenas. Esto con el motivo de conversar sobre el problema de la falta de presupuesto para el año 2020, provocado principalmente por la reciente reforma, por parte del Gobierno de Carlos Alvarado, del artículo 24 de la Ley 9732. Esta reforma justamente consiste en hacerle recortes a los presupuestos destinados a las sedes regionales de las universidades públicas, cosa que anteriormente no estaba permitida.

En dicha Asamblea se señaló que uno de los problemas generados por la insuficiencia de presupuesto es la falta de 20 profesores que puedan trabajar a tiempo completo. El líder gremial manifestó que ese faltante de docentes no pudo cubrirse, pese a que la Rectoría apoyó con 8 tiempos con profesores que laboran ad honorem, aunque señalan que la calidad no es la misma. Otros seis tiempos son suplidos por la Vicerrectoría de Acción Social.

También se mencionó que el presupuesto tampoco alcanza para albergar a tantos estudiantes, pues en este momento hay estudiantes en todos los niveles académicos y un crecimiento considerable del centro universitario. Es por esto que algunas propuestas planteadas para enfrentar el déficit de presupuesto fueron cerrar la carrera de Enseñanza del Inglés y sustituirla con Inglés en Función de Gestión Empresarial (dos carreras muy diferentes), cerrar Acción Social, cerrar la promoción de todas las carreras del año entrante y cerrar otras carreras (cualquiera que no genere un “impacto en la zona”).

El problema con estas propuestas, además de afectar gravemente a los estudiantes y profesores de la sede, es que al final no garantizan que para el 2021 las promociones y carreras cerradas vayan a tener una reapertura. A fin de cuentas, esta situación es catalogada como un golpe a las y los puntarenenses.

Desde ¡Ya Basta! y el NPS, repudiamos los recientes ataques del Gobierno a las sedes regionales de las universidades públicas e insistimos en la necesidad de formar una alianza obrero-estudiantil para crear un verdadero frente universitario de lucha, que incluya a estudiantes, profesores y administrativos de todas las sedes universitarias del país. Este encuentro será sumamente necesario sobre todo el mes que viene, ya que todo apunta a que en la discusión sobre el Presupuesto Nacional que tomará lugar durante ese mes se negociarán nuevos recortes al FEES, cosa que afectaría a toda la comunidad universitaria y, por lo tanto, le concierne.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre