• Creemos que es necesario un retorno seguro y democrático a las clases presenciales, con participación del estudiantado y las personas trabajadoras para definir las condiciones del retorno a la presencialidad.

¡Ya Basta!

El día de hoy la rectoría de la Universidad de Costa Rica publicó la circular R-69-2021 en la cuál se indica que el primer ciclo del otro año, que iniciará el 28 de marzo, contará con una mayoría de cursos impartidos de forma presencial.

Desde ¡Ya Basta! venimos defendiendo una vuelta a la presencialidad democrática y segura, esto ya que es importante retomar los espacios de socialización que ofrecen los centros educativos.

Además de ello, es importante que el estudiantado se vuelva a encontrar para retomar la organización contra los ataques del gobierno contra la clase trabajadora, las mujeres y la juventud. Esta organización y discusión política se hace importante para reconstruir al movimiento estudiantil y que este vuelva a ser un actor que participe en las discusiones nacionales.

Sin embargo, se debe resaltar que la forma en la cuál la rectoría está llevando adelante el proceso de la vuelta a la presencialidad se hace imponiendo condiciones desde arriba, sin una discusión democrática con el estudiantado y las personas trabajadoras, dónde estos sectores tengan voz y voto en las medidas que se van a tomar.

Seguido de esto, al día de hoy no hay claridad en el cómo se va a implementar la presencialidad, por ejemplo, cuántos estudiantes habrá por aula; sí todas las unidades académicas y edificios cuentan con instalación de lavado de manos, y cómo se hará el proceso de readaptación del estudiantado que viaja desde lejos (cómo van a funcionar la reubicación geográfica o las residencias estudiantiles). O bien como seguirán las becas el año entrante (que está claro que desde el movimiento estudiantil no se debe permitir el rebajo de estas).

Desde ¡Ya Basta! creemos que es necesario un retorno seguro y democrático a las clases presenciales, con participación del estudiantado y las personas trabajadoras para definir las condiciones del retorno a la presencialidad. Sin embargo, somos críticos con la vuelta a la presencialidad impuesta por la rectoría que lo hizo desde arriba de manera burocrática.

Por ello planteamos que es necesario crear comisiones estudiantiles por la vuelta a una presencialidad segura, en asociaciones de estudiantes y en otras organizaciones estudiantiles, para empezar a exigir a las escuelas y la rectoría los mecanismos de este regreso a la presencialidad (cantidad de estudiantes por aula, disponibilidad de lugares para lavarse las manos, reactivación del transporte universitario, becas, etc).

Es necesario abrir espacios democráticos de debate, organización y lucha para la vuelta a una presencialidad segura y democrática, y que permita reactivar a la juventud estudiantil y a la clase trabajadora universitaria como sectores de lucha contra los ataques del gobierno y los partidos capitalistas.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre