Crisis triple en el océano del Antropoceno

Día Mundial de los Océanos: el “trío mortal” de calentamiento del océano, acidificación y la pérdida de oxígeno.

0
14

Es imposible dejar de ponderar la importancia del océano en la vida del Planeta. Cubriendo el 71% de su superficie, contiene el 97% de la superficie de agua de la Tierra y es central en el ciclo biogeoquímico que define la biósfera y hace posible la vida. Las plantas marinas generan la mitad del oxígeno respirable.

Millones de especies animales viven en el océano. Es la fuente de proteínas para tres mil millones de personas en el mundo, y cientos de miles trabajan en la industria pesquera.

El metabolismo oceánico — el constante flujo e intercambio de energía y materia que ha sido continuo por cientos de millones de años — es parte vital del Sistema Tierra. Como escribe la famosa oceanógrafa Sylvia Earle, nuestro destino y el del océano están inexorablemente entrelazados.

“Nuestra vida depende de la vida en el océano — no solo las piedras y el agua, sino de diversos sistemas vivos estables y resistentes, que mantienen el mundo en un curso favorable para la humanidad”.1

“El océano vivo conduce la química planetaria, controla el clima y el tiempo, y de otra forma es la piedra angular del sostén de la vida para todo los seres; desde las estrellas de mar de las profundidades, a los cardos del desierto… Si el mar está enfermo, nosotros lo sentimos. Si muere, morimos. Nuestro futuro y el estado de los océanos, es uno”2

La vida en el océano está siendo alterada a escala masiva. Ha cambiado antes, pero nunca, desde el asteroide que acabó con los dinosaurios, tan rápido como hoy. Los cambios son los elementos importantes de la transición planetaria, por fuera de las condiciones que han prevalecido desde la última era del hielo, hacia una biósfera profundamente diferente — desde el Holoceno al Antropoceno.

Estamos entrando en un desconocido territorio del cambio del ecosistema marino, la trascendencia para el océano, y por lo tanto para los humanos, es enorme”3

El cálculo más popular, de la relación del océano y el cambio climático, se centra en el deshielo y el aumento de nivel de los mares, y ciertamente esos problemas son críticos. Solamente Groenlandia perdió 280 mil millones de metros cúbicos de hielo en un año, lo suficiente para causar cambios mensurables en la fuerza gravitatoria de la isla. Con los ritmos actuales, para 2100 la combinación de la desglaciación y la expansión del agua por el calentamiento, va a inundar zonas costeras donde viven aproximadamente 630 millones de personas en la actualidad. Muy por encima de los mil millones de personas van a ser afectadas por marejadas ciclónicas más grandes y más destructivas debido al aumento de la temperatura del agua. Raudas acciones para acabar con los gases de efecto invernadero serían ampliamente justificadas, aunque el aumento de los mares fuera el único resultado expectable del calentamiento global.

Por devastador que el aumento del nivel de mar pueda ser, sin embargo, más serios son los daños a largo plazo al sistema Tierra que están siendo provocados por lo que el biogeoquímico Nicolas Gruber llama “triple golpe” a los océanos, causados por la creciente brecha en el metabolismo del carbono en el planeta.

“En las siguientes décadas y siglos, el ciclo biogeoquímico del océano y los ecosistemas van a ser impactados por al menos tres factores independientes. Los aumentos de temperatura, la acidificación y la desoxigenación oceánica, van a causar cambios sustanciales en el medioambiente físico, químico y biológico, el cual entonces afectará al ciclo biogeoquímico oceánico y a los ecosistemas en formas que recién comenzamos a desentrañar”

“El calentamiento del océano, la acidificación y desoxigenación son virtualmente irreversibles en la escala temporal humana. Esto es porque el primer conductor de estos tres factores, este es, la emisión de CO2 en la atmósfera, causará cambios globales que perdurarán con nosotros por muchos cientos, sino miles, de años”4

Otros ecólogos marinos han descrito al calentamiento del océano, acidificación y la pérdida de oxígeno como un “trío mortal”, ya que cuando han ocurrido juntos en el pasado, han precedido la extinción masiva de la vida animal y vegetal.5

Consideraremos los elementos del trío mortal por separado, pero es importante tener en cuenta que están íntimamente ligados, tienen las mismas causas y frecuentemente se retroalimentan.

Crisis triple en el océano del Antropoceno, primera parte

Crisis triple en el océano del Antropoceno, segunda parte

Crisis triple en el océano del Antropoceno, tercera parte

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí