Tras varios meses OMNi no ha pagado las liquidaciones de trabajadoras y trabajadores despedidos

0
91

 

  • La legislación laboral no establece ningún plazo o condiciones para el pago de las prestaciones tras la finalización de un contrato de trabajo.

Johan Madriz

Desde el año pasado decenas de trabajadores y trabajadoras que fueron despedidos o renunciaron de la empresa OMNi denuncian que no se les pagan las liquidaciones correspondientes según la legislación laboral. Esas denuncias se suman a múltiples quejas por el recurrente atraso en el pago de los salarios, la cancelación tardía del aguinaldo y denuncias penales contra el propietario por retención indebida de fondos en perjuicio de la CCSS (es decir, retención de las cuotas a la seguridad social).

En octubre unos 95 extrabajadores y extrabajadoras que habían sido despidos con responsabilidad patronal entre mayo y setiembre ya acusaban el incumplimiento en el pago de las liquidaciones. Para diciembre ya se tramitaban 143 conciliaciones ante la Dirección de Asuntos Laborales del Ministerio de Trabajo para acordar las condiciones en el pago de las prestaciones. Aunque en muchos de los casos fue la empresa la que solicitó el procedimiento arbitral en diversas ocasiones ni siquiera se presentó.

Según las declaraciones de algunas de las personas despedidas la empresa les ha comunicado que realizará los pagos en tractos y varios meses después del finiquito de la relación laboral. En una entrevista a El Financiero, Valeria Chaves, extrabajadora del departamento de criptomonedas, comentó que “yo sé de varias personas que ellos les tenían que pagar el primer tracto el 28 de diciembre, y no lo pagaron. Ellos no han respetado eso. A pesar de que ya hicieron la conciliación ellos mismos por el Ministerio de Trabajo, siguen sin cumplir con las fechas de pago”.

La empresa alega que tiene dificultades de liquidez por la gran cantidad de personas despedidas y por los procesos de contratación de personal nuevo (¿?). Sin embargo, en julio del año pasado anunciaban con bombos y platillos inversiones por 2 mil millones dólares para posicionar y ampliar su marca.

En el país las patronales gozan de una completa libertad de despido y la prácticamente nula regulación y fiscalización sobre las condiciones laborales por parte del Ministerio de Trabajo. Además, a pesar del empeño con el que la Asamblea Legislativa ha regulado algunos aspectos del Código de Trabajo (el derecho a huelga y la sindicalización están reguladas hasta el mínimo detalle y el accionar sindical reducido a la minina expresión), no existe reglamentación sobre el pago de las liquidaciones.

La legislación laboral no establece ningún plazo o condiciones para el pago de las prestaciones tras la finalización de un contrato de trabajo. La jurisprudencia al respecto solo se limita a indicar que debe ser en un plazo prudencial, lo que en realidad no quiere decir nada. Es por esto por lo que las empresas se pueden aprovechar de ese vacío para postergar durante meses esos pagos, de cuyos rubros, en la buena práctica contable, deberían tenerse provisiones de alta liquidez para cubrirlos inmediatamente.

Resulta necesaria una reforma que establezca las condiciones claras para el pago de las liquidaciones, que no debería exceder las dos semanas y realizarse en un solo tracto. Pero mas importante aun es la necesidad de la organización sindical de las trabajadoras y los trabajadores para exigir la mejora en las condiciones laborales y salariales.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí