Trabajadores de Autobuses Guadalupe reclaman por mejoras en sus condiciones laborales

Realizaron un paro de labores ante horarios fragmentados, malas condiciones de higiene, cobros injustificados y represalias por reclamar.

0
66

Este miércoles 22 de junio trabajadores y trabajadoras de la empresa Autobuses Guadalupe LTDA. que brinda el servicio en Purral, Mozotal, Heliconias y El Carmen realizaron un paro de labores durante la mañana, con lo que unas 59 unidades no salieron del plantel.

Reclaman por las pésimas condiciones laborales que sufren. Nataly Montero, presidenta de la seccional de Anep señaló que: “dentro de las dificultades que enfrentan los choferes están entre otros, los horarios para la alimentación y otras necesidades, así como los castigos por los faltantes económicos de las unidades por el mal estado de las barras de los buses y los lectores de las cédulas”. Incluso ni siquiera tienen disponibles servicios sanitarios en las terminales.

Esta seccional se formó a inicios de año tras la necedad de la empresa en incumplir la legislación laboral. Previamente se habían organizado y habían realizado acciones durante algunas horas, tras lo cual la patronal bajo acusaciones falsas despedía a quienes participaban. Kathya Morales apunta que: “un sindicato no se había establecido antes por las amenazas de la empresa y el chofer que ha peleado sus derechos queda en lista negra, nunca más lo admiten como colaborador y si pueden lo mal informan en otra empresa, lo hacen porque son parte de las represalias que toma esta empresa desde siempre”.

Además, “hay que agregar las quejas de los usuarios del servicio por los atrasos en los horarios y largas filas en las horas pico. Me consta que es por culpa de los problemas internos de la empresa que no están usando ni el 50 por ciento de la flotilla que disponen. Además, perjudican a los choferes con largas jornadas y paros parciales; los hacen madrugar a las 3:30 am y luego váyase a su casa a las 8:30 am, regresan a las 4 pm y trabajan hasta las 8 pm.”.

Esto hace parte de la dictadura patronal que incumple sistemáticamente las regulaciones en materia laboral y goza de total impunidad ante un Estado que es cómplice y garante de esas condiciones. Nos solidarizamos con esta lucha y exigimos el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene, además, que se garanticen todos los derechos laborales de estos trabajadores y trabajadoras. Este caso es una muestra más de que la libertad sindical y de manifestación solo está en el papel, por lo que es necesario avanzar en la organización desde abajo para torcerle la mano a las empresas explotadoras y al gobierno ajustador.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí