¿Por qué es necesario salir a luchar?

0
5

 

  • Ya Basta de pagar la crisis, es hora de asumir las tareas que la lucha demanda y cobrar a quienes han saqueado las arcas del Estado durante décadas.

Mauricio Cedeño, profesor universitario del ITCR

Desde hace muchas administraciones del PLN, PUSC Y PAC, se vienen socavando los últimos vestigios de un estado benefactor que logró garantizar condiciones económicas, de educación y salud para un gran sector de la población en décadas anteriores. Es por eso que el imaginario de la supuesta clase media costarricense aún hoy tiene arraigo y crea una ilusión de añoranza.

El reciente caso de corrupción que involucra a funcionarios de alto perfil del gobierno del PAC y a las empresas privadas MECO y H. Solís, en donde se habla de regalías irregularidades, favores sexuales, etc., esto para ganar en la adjudicación de diferentes obras públicas de gran escala, solo demuestra el fracaso del modelo de concesión de obra pública que ya tiene varios eventos de corrupción en la lista (Caja-Fischel, el Cementazo, la Trocha Fronteriza y un largo etc.).

El nivel de corrupción que muestra este caso deja claro, una vez más, que no es un hecho aislado. Todo lo contrario, demuestra que el sistema político costarricense es una maraña burocrática que está construida para incentivar y beneficiar a una clase social específica, una construcción que se puede rastrear históricamente desde la fundación de la Segunda República en 1948. Para los intereses de las personas de abajo es un problema incorregible desde la mera perspectiva reformista. No bastará con quitar a la fiscala o proceder por vía legal contra algunos de los funcionarios o empresarios involucrados. El cambiar los personajes sin una propuesta de restructuración será simplemente poner parches en un sistema que continuará funcionando para los intereses de los de arriba. Tenemos claros ejemplos recientes de sistemas agotados que han chocado de frente con manifestaciones y rebeliones populares como Chile y Colombia. Más allá de romantizar las rebeliones en esos países, cada una con sus particularidades, límites y demás especificidades, lo cierto es que tienen en común un punto de explosión popular que sacó a la gente a la calle para luchar contra la opresión, un hartazgo incontrolable que generó luchas en las calles. Agendas políticas con más cargas tributarias parece ser la receta del día en América Latina. Recordemos también lo que sucedió con la última rebelión popular también en Nicaragua contra el régimen dictatorial de Ortega y Murillo, esto por reformas al sistema de seguridad social en 2018.

Al día de hoy el pueblo colombiano sigue resistiendo y Chile está en un proceso histórico de una constituyente y el pueblo nicaragüense logró poner a temblar los cimientos del régimen más que con cualquier proceso electoral burgués. Los ejemplos sobran, es claro que no existe un manual a seguir para luchar contra la opresión, pero lo cierto es que los puntos en común de las diferentes experiencias se centran en derrotar la pasividad, romper con la costumbre, el derrotismo y la resignación de no poder modificar las cosas. Para eso, es necesaria la organización, una propuesta programática y una agenda política en función de los de abajo. Romper con las dinámicas de contención de las dirigencias sindicales que no apuesten por radicalizar la lucha para modificar la realidad, organizarnos en torno a tareas puntuales que obedezcan a un plan de lucha escalonado y más amplio para reivindicar el derecho a la vida digna de toda la clase trabajadora, las mujeres, la juventud y poblaciones vulnerables.

Ya Basta de pagar la crisis, es hora de asumir las tareas que la lucha demanda y cobrar a quienes han saqueado las arcas del Estado durante décadas. Por eso, es necesario plantear política para cobrar impuestos a las grandes fortunas y a las grandes empresas para que no sean los de abajo quienes sigamos pagando la crisis. Los de arriba siguen garantizando sus privilegios mientras estafan, roban y explotan a la clase trabajadora de este país.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí