Nuevo regalo para las empresas: condonación de deudas con la CCSS

0
44
28/01/2021 San José. Fachada del edificio central de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Foto: Rafael Pacheco

 

  • El sector empresarial gozará de la condonación de multas e intereses por deudas con la CCSS, pero también de las deudas principales en otras cuatro instituciones.

Johan Madriz

La Asamblea Legislativa aprobó un proyecto de ley que habilita a la CCSS a perdonar cientos de millones a empresarios morosos con la seguridad social, además, obliga a otras cuatro instituciones a aplicar una condonación. La iniciativa es parte de las medidas de “reactivación económica” del gobierno que utiliza ese discurso como justificación para aplicar políticas en detrimento de los sectores populares y en beneficio de las ganancias empresariales.

El proyecto establece distinciones entre las personas trabajadoras independientes y las patronales. Hay que tener en claro que en el caso de las primeras esa categoría engloba desde pequeños comerciantes hasta profesionales liberales que facturan cientos de millones mensualmente, por lo que es un grupo muy heterogéneo y en la ley no se abordan elementos diferenciadores según sus condiciones, con lo cual se aplica un mismo trato bajo condiciones disimiles. Según datos de la CCSS la morosidad cerró el 2021 con deudas por ₵354 mil millones de los trabajadores y las trabajadoras independientes y ₵165 mil millones de las patronales.

Los trabajadores independientes podrán solicitar la condonación de los adeudos a la CCSS por multas, recargos e intereses. Para esto deberán estar inscritos (en el caso de los que no lo están) y solicitarlo expresamente a la institución. Para las patronales se autoriza la misma condonación en cuanto a la CCSS, pero, también, de las deudas correspondientes al principal, multas, sanciones e intereses de Fodesaf, INA, IMAS y Banco Popular. En ambos casos el perdón se aplicará a las deudas que superen un año de antigüedad y deben regularizar su situación mediante la cancelación completa del principal o un arreglo de pago (CCSS) en un plazo de un año desde la entrada en vigor de la ley.

En el caso de que existan investigaciones administrativas para el cobro de periodos retroactivos estos procesos no deben encontrarse en firme en sede administrativa. Además, en caso de existir procesos judiciales iniciados solo se deben cancelar los gastos en honorarios incurridos por la CCSS hasta la fecha para acceder a la condonación.

Esta es una norma hecha a la medida de lo solicitado por los grupos empresariales y va en sintonía con la amnistía tributaria de 2018 que perdonó ₵194 mil millones o la suspensión por varios meses del pago de impuestos autorizada en el 2020. El proyecto vendría a agravar las ya delicadas finanzas de la CCSS que, según la última valuación actuarial del seguro de salud, con corte a setiembre de 2020, augura un déficit de ₵89.166 millones para el 2024 y de ₵4.057.342 millones para el 2034, generado principalmente por el alto desempleo y el crecimiento del gasto por la atención de las personas adultas mayores (en 2020 representaban el 23% del gasto y en 2034 será de 34%).

También, debido a la arbitraria regla fiscal el gobierno ni siquiera cumple con el acuerdo de girarle los recursos equivalentes al 10% de los prestamos externos de apoyo presupuestario aprobados este año (la Contraloría señaló que solo por el préstamo con la Agencia Francesa se le deben girar ₵11 mil millones). Según el ministro de Hacienda, Elian Villegas, “el tema es que no se podrían presupuestar porque no hay espacio fiscal para eso, en ese caso solo si se diera alguna eliminación de algún otro gasto se podría incorporar este gasto y, a partir de ahí se podría hacer el pago”.

Todas estas medidas benefician a los grandes empresarios a costa de desfinanciar las arcas públicas, lo cual genera posteriores recortes en el gasto social para paliar el déficit fiscal. Este es un proyecto donde los de arriba son los grandes beneficiados a costa de sacrificar la seguridad social. Es necesario que se salde la deuda con la CCSS tanto de las patronales como del Estado, para fortalecer la salud y las pensiones.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí