Redacción

Manifestación en Nosara tras el fallo del Tribunal Contencioso Administrativo que derogó el reglamento de construcciones en la zona de amortiguamiento del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional.

Este reglamento establecía una zona de cinco kilómetros tierra adentro desde el límite del refugio como zona de amortiguamiento, además que las construcciones debian abarcar solo un 50% del lote para permitir la filtración de agua y el crecimiento de vegetación. También indicaba parámetros de contaminación lumínica.

Estás medidas son escenciales en una zona que es de vital importancia para el desobe y nacimiento de tortugas.

El proceso de derogatoria fue impulsado por el exdiputado Otto Guevara y empresarios hotelería y turísticos de la zona.

Este mandato judicial es un revés en la conservación de la naturaleza y va ligado a los intereses empresariales por obtener ganancias a cualquier costo.

Fotos via la Voz de Guanacaste

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre