Islas de calor aumentan temperatura de la GAM hasta los 43oC

0
117

 

  • Únicamente mediante la planificación democrática, sustentada en datos científicos y en función de los sectores trabajadores y populares se puede revertir la devastación ecológica y social que ha provocado el capitalismo.

Johan Madriz

El Laboratorio de Modelado Ecosistémico del Centro Agronómico Tropical para la Investigación y Enseñanza realizó un análisis de la temperatura superficial de la tierra (LST) promedio del Gran Área Metropolitana (GAM) a partir de información proporcionada por el sensor Landsat 8. El proyecto forma parte del “Atlas Verde de la GAM” que muestra mapas con las temperaturas superficiales de los cantones de esa área.

El estudio determinó que la LST promedio es de 43,1oC. Los cantones con valores mas altos son San José con 44,9oC, Flores con 44,8oC, Belén con 44,7oC, Heredia con 44,4oC y Tibás con 44oC. Esto se debe a un aumento en las áreas urbanizadas, con una gran población, que progresivamente desplazan la cobertura vegetal por superficies grises (carreteras, edificios, etc.). Esta modificación genera un cambio en el balance de calor creando “islas de calor”, donde la temperatura del suelo y el aire aumenta.

La investigación también elaboró índices de vegetación (NDVI) y de construcción (NDBI) para determinar la cobertura de ambos elementos. Así, se determinó que el índice promedio de vegetación de la GAM es de 0,57. Estos mapas, a su vez, relacionan la LST y el NDVI, estableciendo que entre mayor sea la cobertura verde menor será la temperatura superficial.

El Atlas Verde señala que “la importancia de la vegetación y espacios verdes urbanos ante las islas de calor urbanas (ICU) es que generan un microclima que regula la temperatura del aire a nivel local por medio de la evapotranspiración, sombra, absorción de partículas contaminantes y producción de oxígeno”.

Esta situación se debe a un desarrollo urbano desordenado y dejado a los caprichos del empresariado inmobiliario. Desde la década de los ochenta comenzó un proceso de ensanchamiento del cordón urbano del área metropolitana cambiando el uso de la tierra de áreas forestales y agrícolas a urbanas. Asimismo, la nula planificación económica generó una desconexión entre las zonas residenciales, las industriales y comerciales y las islas de conservación natural.

Esto mismo es una de las causas de la gran contaminación con dióxido de carbono que genera el transporte en el país, este es la fuente del 37% de las emisiones. Así, ciudades sin planificación, un transporte publico deficiente y desordenado y una alta dependencia del petróleo son las razones de que el país tenga el transporte más contaminante de Centroamérica.

El supuesto desarrollo racional del capitalismo en realidad es un sistema para nada eficiente, ya que es un régimen donde lo que prima es la generación de ganancias de forma ilimitada, sin ningún tipo de planificación y sin analizar las consecuencias sociales y ambientales del modelo económico. Así es que la crisis climática y el calentamiento global golpean en mayor medida a los sectores trabajadores que tienen menos opciones para adaptarse.

Un informe del PNUMA de la ONU, al respecto del aumento de las temperaturas en las ciudades, señala que “los impactos de calor no se distribuyen uniformemente. Unas ciudades, unos hogares y unas calles más frescas son fundamentales para garantizar la justicia climática. Los distritos y comunidades con menores ingresos suelen ser los más vulnerables al calor, lo que hace que los impactos negativos del exceso de calentamiento recaigan de forma desproporcionada en quienes tienen menos posibilidades de permitirse o acceder al confort térmico”.

De esta forma, la única salida duradera es una anticapitalista y ecologista donde no primen los intereses del capital sino los de la humanidad y la naturaleza. Hay que comprender que la vida humana no esta separada de la natural y que entre ambos existe un complejo proceso metabólico que hay que armonizar para sustentar la vida. Únicamente mediante la planificación democrática, sustentada en datos científicos y en función de los sectores trabajadores y populares se puede revertir la devastación ecológica y social que ha provocado el capitalismo.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí