Por Heidy Valencia Espinoza

Hoy la Asamblea Legislativa votó en segundo debate la ley antihuelgas para golpear los derechos democráticos de la clase trabajadora y profundizar los ataques.

Mientras, las dirigencias sindicales -desde su derrotismo y sin ningún plan de lucha- carecen de propuestas para enfrentar esta arremetida.

Ayer, la compañera Marcela Ramírez, coordinadora de la regional 15 de APSE en Consejo Nacional propuso una Asamblea General y acciones escalonadas para derrotar el 21049, propuesta que fue rechazada por la burocracia sindical que renuncia a luchar y se conforma conque educación fue excluido de ser un servicio esencial.

Desde las bases tenemos la tarea de seguir luchando por la defensa de nuestros derechos ante los ataques neoliberales, así como de sustituir a las dirigencias sindicales para que quienes nos representen sean personas luchadoras.

Con la aprobación de la ley antihuelgas hoy la jauría neoliberal y el gobierno demuestran una vez más que atacan nuestros derechos democráticos para imponer una agenda neoliberal desde arriba contra los de abajo.

La clase trabajadora y el movimiento sindical tendrán aún más restricciones para organizarse y defenderse, pero de todas maneras seguiremos en la calle luchando contra las medidas de ajuste y los recortes.

Las burocracias sindicales demostraron que solamente saben dirigirnos hacia derrotas porque sin plan de lucha, acciones contundentes y unidad sindical no se pueden derrotar los ataques neoliberales.

Sigamos en pie de lucha por la defensa de nuestras condiciones de vida y en ejercicio de nuestro legítimo derecho a huelga.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre